Pensamientos

Cuando los árboles dirigen sus ramas al cielo, no intentan pues mostrarnos con orgullo su morada, como dioses creando un paraíso terrenal.

¿No son los elementos creadores de una dulce amalgama de colores? Así como el aire halino de la brisa del mar que transforma el verde esperanza en rojo sangre, rojo fuego, como fruto de la pasión del poderoso elemento.

Aborígenes, indígenas están de acuerdo, pues solamente hace falta mirar un segundo la Naturaleza: el Alma de la Tierra está siendo destruida, descarnada, desmaterializada, quedando en la interperie, esperando un nuevo día, en el cual el ser humano levante su mirada, justo antes de exhalar el último suspiro, de ignorar el último grito de desamparo.

El aire que respiramos está cambiando, ya los árboles gimen en silencio, mostrándonos el dolor de sus antes verdes hojas, ahora estiercol de la avaricia humana, infestas de plagas con una efímera vida.

¿Para que construir templos si ya están edificados por la Madre Tierra, siendo monumentos vivos con poder para alabarse a sí mismos, pues hasta las piedras con su energía, "respiran", magnetizan. Cuevas, arboledas, bosques, santuarios divinos.

Sueño con campos de minas, sueño con campos de fuego, suspiro por bosques vírgenes abrazados por el cielo.

¿Cómo adorar a un santo que no es más que un asesino en un intento de defender esa falsa verdad de cristo, un inquisidor, un cruzado, que olvidó el mensaje de los comienzos de la historia de su religión? Uniendo amor a matanza, castigo a redención.

¿No son las ruinas monumentos que han sobrevivido a la calumnia humana, a la destrucción, siendo ahora venerados cuan antaño, pese no ser más que tumbas, cementerios de dioses ta vez celestes.

Los árboles con sus raíces recogen el don de la Tierra, la vida, haciendo que sea posible en todos sus niveles. Simientes de Gaia se esparcen como almas para el equilibrio de la materia y de la no materia, renaciendo en un continuo imperceptible para el ojo humano.

Puede que sea ese origen común que tenemos todos los elementos de Gaia lo que nos una a la consciencia cósmica. Nuestros genes marcan el fin de lo que somos y lo que seremos, son diáfanos como muchas realidades por ahora inalcanzables.

Hay algo divino en cada ser vivo, una luz que sale del Misterio, y que a veces congela el corazón o lo sofoca de temores. Es la contraluz, la propia antivida contenida en la vida y que la hace ser.

Siento que en mi sangre corre el mismo sentimiento de no tener patria que contenga mi alma, sólo melancolía por lo perdido, como indígenas y aborígenes todavía en busca de una nación que les reconozca por lo que verdaderamente son, espíritus guerreros en su mayoría, llevando en una mano su sabiduria ancestral y en la otra sus deseos de libertad.

Una gran soledad habita en nuestros corazones, desolación por tiempos quemados y comidos por la historia llena de banderas, naciones, dioses; sin querer ver la realidad de una sola Tierra mecida por el viento, con océanos y mares ahora unidos en un lamento.

Quiero galopar tras el viento y así conseguir la libertad, poder volar con la vista tras el horizonte, contemplando las maravillas de bosques escarpados y sabanas rociadas por el Sol.

Quiero poder cantar a la libertad, ya que ningún pueblo queda oprimido en mis sueños y las almas de todos son las llamas de renovación, en un ciclo de vida y muerte donde vence la indeseada para dar alas a la caída recién recreada.

Autora: Helena P.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos sobre la Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pensamientos

  1. oriol dijo:

    Muy bello, se nota que son tus sentimientos, por su fuerza, y su romanticismo, ya lo dices en tu perfil, eres una romántica, y bueno, animarte a que escribas más, lo haces muy bien, jeje, bueno un saludo!

  2. Marco dijo:

    Mucha echan, Mucha echan eh!, eh!Mucha echan, Mucha echan eh!, eh!!!Jeje trankila algun dia el mundo que tienes en tu mente se hara realidad, solo necesitamos una III Guerra mundial y el fin del planeta, para que haya un nuevo renacer del mundo, del cual podamos admirar la naturaleza en su maximo esplentor,una naturaleza observada desde dentro,huyendo asi de la vision actual de naturaleza que tenemos,vista desde lo alto de nuestro trono, que nunca merecimos obtener,un trono del cual cada vez nos hizo mas obstinados y olvidar nuestro pasado.Besitos olichan!!! Que vaya bien!!!!!!!P.D: Queremos mas fotos de la unica habitante de la luna!!!!! ^_^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s