Pensamientos II

Será tal vez el antievolucionismo debido a que los animales para el ser humano han de ser maltratados y violados sus derechos como los de los indígenas, gente de gran nobleza, bondad, honor y comunión con los suyos. Ellos aprendieron desde antaño el respeto, algo que sus inmíseros señores olvidaron por completo vencidos por la avaricia, triste palabra construida por el animal humano, generadora tan solo de barbarie.

 

Cada célula que nos compone es como una llama, estamos hechos por millones de millones de ellas, las cuales en su conjunto componen nuestro alma.

Esa energía repartida en pequeños fuegos forma la incandescencia de la vida, pues un cuerpos frío es un cuerpo muerto, al que el calor de la vida se le ha alejado para habitar otro ser.

La materia en un proceso de transición que crea nuevas vidas, renovación en giros sin fin.

 

Cada rayo de luz puede dividir el alma, desfases en el tiempo con cada color en un mundo distinto o dimensión. ¿Quién sabe lo que realmente ven nuestros sentidos?

 

¿Dónde marchan las oscuras golondrinas? Quizá a parajes nuevos o ya conocidos, en búsqueda de algo que alimente el alma desarraigada, pues si dejan de migrar no es más que una señal de desdicha y desesperanza por nuevos amaneceres.

 

El alma es como un águila que sobrevuela páramos y divinas montañas preponderantes de bosques, intentando alcanzar siempre una mayor altura en lucha con su lado oscuro, como el de la Luna, siendo como un alacrán que aunque no dañino, peligroso en su permanencia. Es un deseo de querer ver con otros ojos o al menos de conseguir aceptación mutua con nuestros compañeros de viaje.

 

En una batalla nadie vence, los perdedores se reparten el desamparo, los creídos mejores luchadores quedan ciegos por su supuesta victoria, sin darse verdadera cuenta de que sus corazones silenciosos gritan por el horror visto en la guerra.

 

Siento que mi corazón me duele por el daño infligido, por la verdad revelada, el autoengaño no lleva a parte alguna, únicamente al sufrimiento del alma. El valor es la clave, la llave para la salida en una búsqueda de liberación del ser.

 

Quiero ser pájaro para poder volar a lomos del viento, esperando cada ráfaga que pueda guiarme en mi camino, cada soplo que me pueda dar aliento, poder mirar la Tierra y decir que me domina, pues soy de ella pese a estar atada al divino elemento.

El aire es el alma, hecho por cuerdas invisibles de resonancia, sentidas, oídas por aquellos seres cuyas percepciones están más allá de la limitación humana.

El nuevo ser es una semilla, ¿No es increíble que de su pequeñez pueda crecer el más grande de los entes vivientes con sus brazos cantando al son del viento, sus raíces comunicándose con la tierra a través del agua, mientras su robusto tronco parece sostener al mundo?.

A veces al ver la lluvia caer me quiero fundir con ese agua de tristeza y dolor por el porvenir. Mi alma no aguanta las monstruosidades humanas.

Una sombra negra procura habitar nuestros corazones, nos confunde con palabras que no queremos oir, pues ignorarlas nos redime de nuestras penas, nos deja huir de la realidad. Aquellos que no la tienen son la gente verdaderamente buena, a la que equivocadamente se toma por tonta, cuando su único pecado es la ingenuidad.

 

Los grandes árboles son representantes de Gaia, su tronco es la tierra, su savia los rios, sus hojas los seres vivos. Sus raíces buscando un mejor destino, por un sino ignorado por los que no oyen los cantos del viento con el mensaje del mejor porvenir.

 

Autora: Helena P.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos sobre la Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s