Destrucción

 

Hará ya un año o más comenzaron a levantar la tierra con sus árboles para ampliar la carretera y permitir que el mundo pueda ir aún más rápido, ganar unos minutos de tiempo. Cuando empezaron dolía el corazón de sólo pasar por allí cerca, ni tan siquiera se molestaban en matar los árboles antes de desarraigarlos de su tierra. Supongo que de aquí un tiempo sólo será un recuerdo lo que fue Mallorca así como cualquier lugar del mundo. Claramente el respeto a la Naturaleza ha sido resquebrajado por el hombre hace siglos, olvidado y entapiado con máscaras que nos hacen creer que los político en verdad se preocupan cuando lo único que les interesa es un buen maquillaje a sus impunes decisiones. “Los políticos son como niños, les encanta jugar con la tierra lo que con la edad es a una mayor escala”.

Hace un tiempo escribí:

Recorriendo el camino de siempre intento recordar como era antes, repleto de almendros y arbustos en flor que de sólo verlos ya embriagaban los sentidos con su pura esencia. Parecía una cálida bienvenida pese que deparara otro duro día. Hoy las lágrimas casi surcan mi rostro por lo periddo, sólo porque el hombre sea siempre como un niño, cuyo juego prefereido es jugar con la tierra y “cochecitos”.

Por último unos pensamientos que me vinieron a la mente cuando estaba deprimida: Ojala los árboles pudieran insuflarme sus energías, darme aquel consuelo que necesito, abrigarme en el destiempo y la confianza del crecer continuo pero lento esperando que los frutos maduren y no caigan en lugar baldío.

P.D.: Ya estoy mucho mejor que ayer, supongo que cuando vea las notas me deprimiré de verdad, jejeje

Saludos!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos sobre la Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Destrucción

  1. josé miguel dijo:

    Tarde o temprano el bosque tomará su venganza contra aquellos que los talan o arrancan con total impunidad. Pero sólo se vengarán cuando todos estén cortados. Ayer vi en las noticias cómo un bosque se vengaba de sus taladores. Me explico, en una isla de filipinas, un pueblo de 3000 habitantes quedó sepultado por el lodo de la montaña colindante tras las intensas lluvias y un ligero temblor de tierra. La catástrofe no hubiese sucedido, si el pueblo no hubiera cortado todos los a´rboles de la colina, pues estos sujetan la tierra. Los que han cortado impunemente el bosque han pagado trágicamente el precio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s