La supuesta inteligencia del ser humano

 

Se acaban los hipopótamos

 

Enrique Lázaro

Todo se extingue si se le da tiempo, porque en eso consiste la naturaleza, pero la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (lUCN) considera que algunas criaturas lo están haciendo demasiado rápido, con una velocidad media de extinción, digamos, poco natural. La IUCN, naturalmente, entiende por poco natural la acción del hombre, es decir, la mera existencia de la especie humana, que invade los nichos biológicos con la misma naturalidad que el resto de los fenómenos, animales o calamidades naturales, ya se trate de ciclones, mosquitos o el virus de la gripe aviar. La naturaleza es así. pero cuando la IUCN nos lee la cartilla y nos avisa de la extinción de los hipopótamos y los osos polares, 10 que quieren decir es que tenemos la obligación moral de ser mucho menos naturales que la Naturaleza, única manera de conservarla. En eso estamos, me parece, aunque tal vez no con la rapidez necesaria. Un planeta sin hipopótamos ni osos polares es una mierda de planeta (también lo es un planeta sin dinosaurios), pero es preciso reconocer que algunas criaturas son de una pavorosa incompetencia biológica, corno los koalas y los emblemáticos pandas, que exigen hectáreas de brotes tiernos de eucaliptus o bambú para pasar la semana, y tienen más ínfulas que un viejo lord inglés. No dan un paso sin un cortejo de criados, mayordomos y cuidadores, igual que el señorial lince ibérico, que si no le pones delante media provincia para él sólo, y llena de conejos, amenaza con extinguirse. El oso polar, por ejemplo, que es mi animal favorito, necesita una infinita extensión helada para sobrevivir, y como no se soportan entre sí ni siquiera para copular, es normal que se extingan. Ya quisiera yo, entre tanto, vivir como un oso polar. Que se acaben los hipopótamos (por culpa del hombre) me duele tanto como a la IUCN, pero sin la acción (poco natural) del hombre, muchas criaturas exquisitas se habrían acabado ya. A ver si alguien le lee también la cartilla a la puta Naturaleza.

 

 

 

Tras leer este artículo de opinión en el periódico Última hora he sentido una poderosa indignación por la solemnidad de este hombre, mostrando la prepotencia humana en toda una explosión de cosas sin sentido apenas. Me ha trastocado la mente desde esta mañana temprano obligándome a perder algo de tiempo indagando por libros en los que se hablase de biodiveridad y grandes extinciones, para que se confirmara la ignorancia de este individuo respecto al tema ecológico e incidencia del hombre en la tela de la vida como bien decían los indios norteamericanos.

La extinción es indudablemente un hecho natural y evolutivo, existe lo que se denomina extinción de fondo o tasa natural de extinción, que incluye un pequeño número de especies que desaparecen al año por leyes de supervivencia y otros factores. Ha habido en la historia de Gaia cuatro grandes extinciones que pese ser aparentemente catastróficas han permitido grandes florecimientos de diversidad a posteriori en sustitución del espacio vacío. Además fueron declives globales por causas en gran medida climáticas en periodos muy dilatados de tiempo, que permitían a casi toda especie adaptarse o morir, hablamos de millones de años. Muy distinto es el caso de estos dos últimos siglos, pues en décadas se está mermando lo que había supuesto millones de años de evolución, en las cuales además se están agotando los centros con mayor diversidad como la selva amazónica, los arrecifes de coral, bosques de Borneo y demás islas del Pacífico. ¿Con qué derecho se puede atrever a decir que el hombre ayuda a la conservación casi antinatura según sus palabras? Estamos acabando por nuestro egoísmo con casi todo hábitat y ecosistema completo, estamos obligados a salvaguardar cualquier vida por pequeña que sea ésta. Se conocen múltiples casos en los que al acabar con especies supuestamente innecesarias se ha desequilibrado toda la red que conforma el tejido biológico. Ni el Oso polar, ni el Lince, ni el Oso panda son majestuosos señores, ellos al menos no hacen ningún daño a nadie, cazan justo lo que necesitan para sobrevivir. Tal vez el oso panda sea muy selectivo con el alimento, pero no tiene la culpa de que la huella de la especie humana sea equivalente a 5 planetas según del país de donde provenga. Este señor debería antes cuestionarse de dónde ha sido importado lo que come, cuan rodeado está de comodidades, cuantos árboles ha sido necesario talar para el escriba sus maravillosas opiniones y animales torturados para que el acuda felizmente al supermercado. Así todos, y me incluyo, creo que para mí jamás ha sido un orgullo pertenecer a esta especie, considerando que es de la que más podría prescindir el planeta. Para abrir claro en el bosque están los elefantes y un puntual ciclón.

 

Sobre este tema podría extenderme mucho más con ejemplos pero no creo disponer de la paciencia de nadie, he de finalizar dos trabajos y por tanto mi tiempo es limitado, snif. Algún día pagaremos caro la uniformidad que estamos generando en la Naturaleza, al no hacer demasiado uso de nuestra supuesta inteligencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crítica. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La supuesta inteligencia del ser humano

  1. josé miguel dijo:

    Un ladrillo para gobernarlos a todos.
    Un ladrillo para encontrarlos.
    Un ladrillo para atraerlos a todos y
    atarlos en las tinieblas en la Tierra de la Especulación donde se extienden las hipotecas.

  2. josé miguel dijo:

      Vaya ese señor Lázaro tiene narices…viva la libertad de expresión, pero a veces me da la sensación que la palabra es la demostración de la inteligencia del hombre, asi como la moneda de cambio de los estúpidos (cito al genial Hobbes). Si queremos ver a una especie esquisita por excelencia ese es el hombre, pues se rodea de objetos materiales que no le son necesarios para sobrevivir….
      A veces pienso que la gripe aviar no es un enfermedad, sino un antibiótico para curar el mal que asola y enferma el planeta; el homo sapiens.

  3. Marta dijo:

    Estoy de acuerdo contigo, aunque,  de todas formas, me ha gustado leer ese artículo. Está bien leer cosas de puntos de vista que no son los tuyos, ayuda a pensar.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s