Chamanismo

Hace meses escribí el texto siguiente que voy a publicar, lo eliminé porque no me terminaba de convencer pero como a  día de hoy sí, he aquí de nuevo. Reconozco que es bastante largo, así que la historia de siempre… a ver si aprendo a resumir.
 
 

Recientemente fui a una conferencia acerca de uno de mis temas predilectos, el chamanismo, una de las creencias más antiguas, amanecida en los albores de los tiempos, desde que el lenguaje simbólico comenzó a existir. Quién más idóneo para recrear la realidad que aquel capaz de hacer tangible en su mente lo invisible y así hacerlo posible, existente para la mirada de los demás.

El mundo que nos envuelve es aquel q nosotros mismos hemos  hecho con el día a día de nuestra existencia cíclica, en la que retornabas en cada vida para aprender. Esta es la creencia universal Chamán, que según los especialistas enraizó y creció en aquella época en el que el hombre vivía en contacto con la Tierra, la Naturaleza, sus cambios constantes, en aquel equilibrio dinámico necesario para que la vida sea posible. Eran pues (y en muchos lugares aún siguen siendo, pese a los pocos que han superado la inclemencia de la modernidad) gentes nómadas, de lugares glaciales, buscadores de una estabilidad y de una compañía más allá de la peligrosa y poderosa Naturaleza. Recordemos que antes no era el hombre el que dominaba y elegía que devastar, sino que hasta el ser más nimio tenía su poder, pues los hilos d la telaraña que unen cada ser vivo hacen que todos sean únicos y necesarios, la extinción de una especie crucial puede provocar la desaparición de toda una interrelación trófica. Hoy el mundo tecnificado, domesticado e iluminado falsamente como es el de hoy le cuesta comprender una concepción animista de un entorno del cual únicamente aprecia su riqueza en terreno y no en belleza para preservar.

Los antiguos griegos conservaban todavía la idea de demón (término bastante empleado por Sócrates), espíritu o ente, tanto maligno como benigno que habita en nosotros, como parte sutil e invisible de lo visible. Aunque eso ya es muy antropocentrista, pues para las culturas animistas- nombre muy genérico- todo tiene alma, es el Anima Mundi, en cualquier planta, montaña, hay Vida y tiene unas energías poderosas difíciles de percibir para nosotros, hombres totalmente desnaturalizados. Con la llegada del cristianismo y sus dogmas, todo ello se trivializo y se unificó con la palabra paganismo y demoníaco, dejando ya de lado un idealismo puro del mundo que nos envuelve, perdiendo su espíritu sacro y tornándose en un enemigo a someter.

Centrándome ya en el tema chamánico, comenzaré destacando su etimología aún muy discutida, pues se agrupa con un hombre a las creencias precolombinas, pieles rojas, los sami y muchas tribus de Siberia, Mongolia, una etiqueta más en resumen de una cosmovisión muy extendida. “Scha” en lengua tungu significa saber, por lo que un chamán es el Sabio, y no un medium, ni un curandero las cuales son especialidades que este puede adquirir. No es médium porque se acuerdan de sus viajes a otras esferas, ni tampoco un curandero como son entendidos ahora, pues el chamán cumple la función de curar enfermedades de origen invisible, problemas que dañan nuestra mente y en consecuencia nuestro cuerpo, y por supuesto si nuestra idea de fuerzas invisibles y alienas lleva a nuestra imaginación a ver espíritus angelícales o demoníacos nuestra propia mente nos hará creer que realmente existen, pues como aquella máxima budista, “nosotros hacemos nuestra realidad con nuestra mente”.

Las almas desencarnadas, habitantes de otros mundos tienen siempre un mensaje que nosotros mismos nos ocultamos, a veces visto a través de sueños. Éstas si se sienten despreciadas pueden enfurecerse por esa desatención, debilitándonos y enfermándonos, por lo que se ha de combatir debido a su fuerza destructiva. Es necesaria a veces arreglar una disociación alma-cuerpo, una polaridad del alma, tal vez uno prefiera tener su propia idea, usar sus otras denominaciones que al fin y al cabo dirán lo mismo. Si ese demón es escuchado nos hablará de nuestro destino, y si cabe la necesidad para ello es necesario el apoyo de un chaman y algún alucinógeno si nos cuesta entrar en otros mundo o plano astral.

Pachamama, Gaia, Dea Mater, Brigida y muchos y diversos nombres ha recibido la Naturaleza y su parte encantada que con suerte nos puede aparecer en sueños con una simbología desbordante. Es este lenguaje el del chamán, el de las alegorías, metáforas y parábolas, opuestamente al descriptivo y d la objetividad  tan predominante en al actualidad que nos sirve más que para alejarnos y desligarnos de la espiritualidad. La clave poética, lo que sentimos con el Uno, inmersos en la Naturaleza, tal como el amor expresado simbólicamente para poder ser comprendido. Rompiendo con lo sensorial se captan las energías de tipo cosmotelúrico que nos envuelven y enlazan los distintos elementos, sean árboles, rocas, montañas… Nuestros aliados en el mundo animista chamánico son los animales, los vientos y seres invisibles. El lenguaje éste es común al del poeta, el místico e incluso el músico, pero no aquel que depende de máquinas y de normas preestablecidas sino el que sopla un tronco hueco y crea la más preciosa de las melodías, expresando gran variedad de sentimientos, la canción de su alma.

De este modo puede decirse que todo elemento es un símbolo de la totalidad, nos habla de cualidades, viendo al vida como metáfora. Por ejemplo, en el día a día semillas son plantadas en nuestra mente y en lo más profundo del anima, las cuales a base d regarlas, el desierto se transforma en la selva que fue y siempre podrá volver a ser si se conservan los nutrientes, la esperanza. Un árbol, representa la capacidad de crecer así como de enraizarnos, contemplando el cielo pero sin perder la consciencia de la tierra-realidad y lo diáfano de la vida, pese a la casi eternidad de muchísimos ejemplares, tal vez por ello sean como dioses imperecederos. Todos hemos amanecido, renacido después de estar en la oscuridad, que mejores palabras para expresarlo en lugar d como si fuéramos robots, sin sentimientos nada más que para otra persona y no el reino entero.

El cuarto mundo es aquel en el que el chaman siente que es Uno, que es integro con la totalidad, la fuerza que nos aúna alcanza su esplendor al llegar a esa dimensión, un mundo de espejados misterios, sin que nada nos separe de la integridad y de la interdependencia con nuestros compañeros de viaje. Conseguir un desdoblamiento del alma-cuerpo, transformarnos en cuerpos astrales no es tarea fácil, pues acceder a estados no ordinarios de consciencia, conocido como extasis, significa soñar estando despiertos, conseguir una aleación del sueño y la vigilia, ligando la realidad y lo ultrasensorial.

Tenemos la tendencia a dogmatizar lo propio, a la estrechez de miras, acabando cada ser humano cada vez más solo y aislado, sintiéndose incomprendido aunque haya podido llegar a ser el mejor competidor mientras su alma era apartada, muerta y podrida. Todos debemos aprender a velar por los demás y no solo por nosotros mismos, ser auténticos chamanes.

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Chamanismo

  1. Andrés dijo:

    Hola, Helena.
    Me alegra mucho tenerte de vuelta en mi espacio de nuevo. En efecto, tal y como comentas, el imaginario Gran Cthulhu tiene cierta semejanza con el Nautilus. En concreto, y para retroceder más en el tiempo, está hecho a imitación de la criatura llamada Kraken, la cual aparece mencionada en numerosos escritos dejados por marinos de todas partes del mundo. Lord Alfred Tensión escribió un poema alusivo a la bestia marina que fue traducido por Jorge Luis Borges y que te reproduzco a continuación:
    Bajo los truenos de la superficie,en las honduras del mar abismal,el Kraken duerme su antiguo, no invadido sueño sin sueños.
    Pálidos reflejos se agitan alrededor de su oscura forma;vastas esponjas de milenario crecimiento y alturase inflan sobre él, y en lo profundo de la luz enfermiza,pulpos innumerables y enormes batencon brazos gigantescosla verdosa inmovilidad,desde secretas celdas y grutas maravillosas.
    Yace ahí desde siglos, y yacerá,cebándose dormido de inmensos gusanos marinoshasta que el fuego del Juicio Final caliente el abismo.Entonces, para ser visto una sola vez por hombres y por ángeles,rugiendo surgirá y morirá en la superficie.
    Tennyson, El Kraken
    Pero, regresando al mundo real, esto me recuerda la entrada que dejé en el blog de Celia relativo a la extinción de numerosas especies animales por causas tan estúpidas como sus cuernos, su piel, por cambiarlos de hábitat para construir urbanizaciones y campos de golf o por el simple placer troglodita de la caza.
    A propósito, felicidades por tu entrada acerca del chamanismo. Hace no demasiado tuve que recopilar información para un relato que estaba escribiendo y muchos de los elementos que encontré se encuentran en tu texto. Si me permites una pequeña reflexión (bastante extenso es este comentario ya) el mundo actual no proporciona los elementos indispensables para una transformación, un giro, hacia una cultura animista y en equilibrio con la amorosa y terrible madre naturaleza. Y, como decían en El Nombre de la Rosa, la única forma de dominar a la naturaleza es no oponerse a ella.
    De nuevo, gracias por tu visita. Espero verte muy pronto de nuevo por mi espacio.
    H.P.L.

  2. Miss dijo:

     
    Lo malo de las farmacéuticas es que tienen en sus manos uno de los bienes que más necesita la Humanidad.
    Las vacunas y medicamentos son hoy en día la diferencia entre la vida y la muerte para millones de personas.
     
    Incluso para nosotros, aquí, en el privilegiado primer mundo. ¿Qué sería de nosotros si no fuésemos vacunados al poco de nacer? Sufriríamos las epidemias que otros países sufren.
    ¿Debemos estar contentos entonces??¿O deberíamos entristecernos porque otros no pueden disfrutarlas?? ¿Deberíamos estar agradecidos y al mismo tiempo indignados porque los demás no tengan acceso a ello??
     
    Las desigualdades han campado a sus anchas por el mundo desde el principio de los tiempos.
    Nunca hubo una sociedad igualitaria en la que todos sus miembros tuviesen exactamente la misma calidad de vida.
    ¿Derechos??¿Justicia?? Puede que sí estén reconocidos como iguales para todos, pero quien pueda pagarlo, tendrá una mejor defensa ante un tribunal, tendrá mejor asistencia sanitaria, mejor educación, mejor vivienda, mejor trabajo y mejor sueldo. 
     
    ¿Llegará el día en el que podamos lograr todo eso??
    Los utópicos, los comunistas (los verdaderos comunistas, los seguidores de la doctrina de Karl Marx, no aquella "sub-especie" que creó Stalin y que demonizó la tendencia comunista como opción, no sólo política, sino como forma de vida, para siempre) e incluso los anarquistas, con su ideología destructora del Estado como institución como medio para conseguir la libertad del ser humano, se plantearon e incluso se convencieron de la posibilidad real de que llegara a ocurrir.
     
    Hoy, el capitalismo domina el mundo, y sus cíclicas crisis, a pesar de que hacen tambalear levemente las economías, no logran mover sus cimientos.
    La ley de la oferta y la demanda, el individualismo, el materialismo y el deseo de superación tienen una vida muy larga, porque es intrínseco a las personas. Forma parte de los individuos, de nuestra naturaleza, y las organizaciones caritativas, humanitarias, o como prefieras llamarlas, no son más que medios para, ayudando a los demás, a los que necesitan esa ayuda, acallar a la conciencia.
    Por lo menos, esas personas se benefician de esa mala conciencia. Algo es algo ¿no?
     
    Gracias por la visita, Helena.
    Vuelve cuando quieras.
     
    P.D.: Perdona el rollo que he metido, pero es que me he ido emocionando por momentos y no sabía cuándo parar (u.u\’)
     

  3. Helena dijo:

    Miss Sinner muchas gracias por este comentario, es un tema sobre el que me gusta discutir, más por que recientemente una amiga me contó una historia que ahora procuraré resumir, tal vez incluso la conozcas. Se trata del famoso tema de la vacuno de la malaria y su descubridor, Manuel Patarroyo, un luchador e idealista pro de lso derechos de los países en vías de desarrollo y su acceso a los medicamentos. Este homnbre decidió ceder la cura de esta enfermedad a la OMS en lugar de venderla a las formacéuticas, suceso ocurrido hace bastantes años, suponiéndole la renuncia de muchísimos millones de dolares y el riesgo de enfrentarse a las omnipotentes empresas farmaceúticas. Ahora después de muchos años y surgiendo de nuevo el tema de esta vacuna, este ser humano se encuentra con muchísimas problemas y he oido que incluso con uan deuda tan grande que ha acabado en la cárcel. Al final su trabajo ha sido patentado y lo tienen no sé que empresas, la OMS al verse amenazada tuvo que vender la famosa vacuna a riego de perder otras.
    Así de triste, todo, TODO lo mueve el dinero, la vida se torna dolor en países q apenas tienen sustento para comer, y en lugar de poseer genéricos han de elegir… El mismo SIDA sólo pueden tratarlo personas ricas y con ayudas por CULPA de unos desgraciados que únicamente ambicioanan más y más poder sobre la salud de la humanidad y la propia Tierra. Dejo un enlace para qué leáis un poco si os interesa sobre Patorroyo, eso sí, del 2001:
    http://www.babab.com/no09/manuel_patarroyo.htm
    Si me poco con el tema del SIDA, se me calienta la sangre, toda al verdad encubierta con falsedades, eso sí, bien pagado el silencio y la mentira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s