San fermines

Llevo unos días rumiando sobre la celebración que se aproxima, aquella tradición la cual no debería existir según muchos, entre los que me incluyo. El llamado orgullo nacional, nuestro icono más representativo, un acto barbárico o que podemos denominar crimen del que muchos seres humanos disfrutan, supongo y quiero pensar que por desconocimiento del animal en sí, pensándose que es una especie de máquina insensible al dolor y con tan poco cerebro como ellos. Me gusta profundizar en la mente de las personas, descubrir de algún modo que les conduce a actuar de una u otra manera (me incluyo como animal de estudio), pero no soy capaz de encontrar una explicación lógica salvo enfermedad o enajenación mental de gozar del sufrimiento de un ser vivo  y menos aún el atrevimiento de llamar artistas y arte a lo que se debería nombrar como anacronismo del círculo romano. Empezando por una desigualdad de condiciones que puedo justificar con un texto que seguramente la mayoría habréis leído: 24 horas antes de entrar en la arena, el toro ha sido sometido a un encierro a oscuras para que al soltarlo, la luz y los gritos de los espectadores lo aterren y trate de huir saltando las barreras, lo que produce la imagen en el publico de que el toro es feroz, pero la condición natural del toro es huir, no atacar.

También se le han recortado los cuernos para proteger al torero y le colgaron sacos de arena en el cuello durante horas.

Lo golpearon en los testículos y los riñones, le indujeron diarrea al poner sulfatos en el agua que bebió..

Todo esto es con el fin de que llegue débil al ruedo y en completo desorden. Se le ha untado grasa en los ojos para dificultar su visión y en las patas se le puso una sustancia que le produce ardor y le impide mantenerse quieto, así el torero no desluce su actuación.

Y detalles para mí escalofriantes que siguen a continuación de este texto que a mí al menos me llegan a lo más profundo pues cada vez que lo leo acabo llorando y cogiéndole más y más rabia a la especie humana, ese parásito de la Tierra que se cree un dios dominándola cuando en realidad no es más que un accidente que ha ocasionado el caos en un equilibrio de millones de años. Me pregunto que es lo que provoca tanta excitación en el público, el sentirse superiores, más fuertes, unos niveles de adrenalina y testosterona más altos que les acercan más a su parte instintiva e insaciable de sangre de animal primate? Desconozco si al respuesta ya se ha hallado e imagino que debo ser de las pocas personas que les produce tanta intriga esa aspecto del ser humano sobre todo del género masculino, ese que hace que existan tantos violadores, psicópatas, asesinos en serie…. Dicen que cualquiera de nosotros frente determinada situación o circunstancia sería capaz de asesinar e incluso torturar a alguien hasta el extremo de deleitarse con ello, cosa que no sucede apenas en ninguna especie animal más con lo que es incorrecto que por tal acto se le llame a alguien animal, un término más adecuado a mi parecer sería  monstruo.

He terminado divagando demasiado pero por último decir que el que merece castigo es el público que asiste, pues el lo paga, ayuda al gran negocio que supone y se divierte sin ningún sentimiento de culpa. Con lo que sólo desearles una muerte lenta, dolorosa o lo que es lo mismo que se empalicen con el toro, al torero mejor me lo callo. Desde mi infancia tengo sueños por estas fechas sobre esta fiesta nacional, y eso favorece a que me torne muy dura con todo lo relacionado con este asunto y me da igual que parezca radical mi opinión y sentencia, total jamás se cumplirá y una vive de quimeras y mundos ideales. La continuación del texto:

Se eligen a caballos para los picadores que ya no tienen valor comercial, por que el animal muere en 3 ó 4 corridas a lo sumo; es muy habitual que el animal sufra quebraduras múltiples de costillas o destripamientos. Se les coloca un peto simulando que se les protege, pero en realidad se trata de que el publico no vea las heridas al caballo que con frecuencia presentan exposición de vísceras. 

 

EL TRABAJO DEL PICADOR: Si el torero percibe que el toro embiste con mucha energía, ordena al picador hacer su trabajo, que consiste en desangrar al toro para debilitarlo, clavándole en el lomo una lanza que destroza músculos (trapecio, romboideo, espinoso y semiespinoso, serratos y transversos de cuello); lesiona, además, vasos sanguíneos y nervios.

Esto es para que el torero pueda brindar la expresión artística que se supone debe tener este espectáculo.

Un solo puyazo podría destrozar al toro, por eso se hace en tres tiempos "para mayor goce de la afición".

 

LAS BANDERILLAS: Las banderillas aseguran que la hemorragia siga; se intenta colocarlas justo en el mismo sitio ya dañado con los ganchos de metal. El gancho se mueve dentro de la herida con cada movimiento del toro y con el roce de la muleta. El peso de las banderillas tiene precisamente esa función.

Algunas banderillas tienen un arpón de 8 cm, y se les llama "de castigo", a las cuales es sometido el toro cuando ha logrado evadir la lanza del picador. Las banderillas prolongan el desgarre y ahondamiento de las heridas internas. No hay límite al número de banderillazos: tantos como sean necesarios para desgarrar los tejidos y piel del toro. 

 

DEMOSTRANDO “VALOR”: La pérdida de sangre y las heridas en la espina dorsal impiden que el toro levante la cabeza de manera normal, y es cuando el torero puede acercarse

Con el toro ya cerca del agotamiento, el torero no se preocupa ya del peligro y se puede dar el lujo de retirarse del toro después de un pase especialmente artístico, echando fuera el pecho y pavoneándose al recibir los aplausos del público.

Cuando el toro alcanza este estado lastimero, el matador entra en el ruedo en una celebración de bravura y machismo, a enfrentarse a un toro exhausto, moribundo y confundido.

 

LA ESPADA: El toro es atravesado con una espada de 80 cm de longitud, que puede destrozarle el hígado, los pulmones, la pleura, etc., según el lugar por donde penetre en el cuerpo del animal; de hecho, cuando destroza la gran arteria el toro agoniza con enormes vómitos de sangre.

A la hora de matar, si el toro corre con un poco de suerte muere de una estocada, pero no como se piensa de una estocada al corazón, sino que la espada penetra pulmones y diafragma, a veces una arteria mayor, y de ahí la hemorragia que se aprecia del hocico y de la boca. A veces mueren ahogados en su propia sangre.

 

LA TORTURA SIGUE: El toro, en un intento desesperado por sobrevivir, se resiste a caer, y suele encaminarse penosamente hacia la puerta por la que lo hicieron entrar, buscando una salida a tanto maltrato y dolor. Pero entonces lo apuñalan en la nuca con el “descabello", otra larga espada que termina en una cuchilla de 10 cm. A pesar de estos terribles tormentos, el animal no suele morir de inmediato por su gran fuerza, pero finalmente cae al suelo, porque la espada ha ido destrozando sus órganos internos. 

 

LA ESTOCADA FINAL: Lo rematan con la “puntilla” de 10 cm. con lo que intentan seccionarle la médula espinal, a la altura de las vértebras atlas y axis. El toro queda así paralizado, sin poder siquiera realizar movimientos con los músculos respiratorios, por lo que muere por asfixia, muchas veces ahogado en su propia sangre, que le sale a borbotones por la boca y la nariz.

 

EL ARRASTRE: Después que le destrozan las vértebras, el toro pierde control sobre su cuerpo desde el cuello hacia abajo, sin embargo hacia arriba se mantiene intacto, por lo que esta consciente de todo el horror y de cómo es arrastrado fuera del ruedo.

 

CONCLUSIÓN:

 Recuerda que sólo los sicópatas gozan con el dolor ajeno y que ésta es una tradición que no debe continuar.

 

¿Cómo puedes Ayudar?

• No asistas a corridas de toros

• No apoyes a políticos, artistas y comunicadores asociados a esta barbarie

• No consumas productos de empresas que los patrocinen

• Pero lo más importante: enseña a tus hijos el respeto por los seres vivientes

                                                

Para más información: http://www.altarriba.org/2/verguenza/vg-toros3.htm 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crítica. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a San fermines

  1. alfonso dijo:

    y luego nos kejamos de la vision ke tiene el mundo de nosotros los españoles.
    los toros…triste pero cierto.
    besos cinefilos
    alfonso
     

  2. Roberto dijo:

    En primer lugar decirte Hola… bueno en segundo lugar expresarte mi absoluta conformidad con cada una de las palabras que has escrito… es una vergüenza que se sigan haciendo esas barbaridades, hoy es 7 de Julio, y la verdad es que me avergüenzo de ser español, así de claro te lo digo, si esa es la fiesta nacional…
         Un compañero de trabajo, (mas bien un primate), me dijo una vez que los toros estaban creados para eso, para sacarlos a la plaza a torearlos… me dijo que los toros no servían para nada mas… yo le contesté ¿para que sirven los osos? ¿por que no sacan un oso a la plaza?…      Son unos cobardes, si sacaran un oso a la plaza no durarían ni dos minutos… Los osos están creados para estar en el bosque, y los toros para estar en la estepa… y ya está.
        ¿Y nosotros para que estamos creados?… de ver a la gente como se comporta en una plaza, la verdad es que somos la peor creación que existe… perfiero ser un oso, o un toro o una lagartija…
                   día triste para todos…
     
    PD: por un mundo verde, por un mundo en paz con nosotros y con los animales…    

  3. Helena dijo:

    Hola Rob he escuchado desde pequeña aquello de que los toros nacen para un día ser lidiados, si no su cría sería nimia y la especie se extinguiría. Mi respuesta ha sido siempre la misma, pues adelante que se extinga, mejor eso que no ser un juguete humano para gente desalmada que no permite morir dignamente a un animal, con un mínimo de dignidad. Transformando un acto íntimo en un evento o espectáculo, sin ningún respeto hacia esa vida padecedora de mucho dolor. Como he dejado bien claro ellos son lo que no merecen ese respeto, no quiero ni imaginar que más barbaries hacen en als vidas de otros. Saludos!

  4. Marta dijo:

    Pff, a mí no me verán por allí… ni en ninguna corrida de toros.

  5. Helena dijo:

    Recomiendo para conocer más ampliamente el tema del movimiento antitaurino con justificaciones rotundas y claras, mirar la página de Ireth Elendil: http://gatitaforever.spaces.msn.com/blog del día 23 de Junio. Salud!

  6. Sandra dijo:

    La verwenza nacional, EL TOREO!
    Desde la antigüedad clásica a "Hispania" se la conoce como la región de la piel de toro, y es cierto pues si nos fijamos en la forma de la peninsula Iberica, parece eso, una piel de toro extendida…
    La mitólogía clásica cuenta el rapto de Europa, a lomos de un toro alvino hasta las regiones hipanas… desde mucho antes de que exsitiese el toreo, a nuestro pueblo se le ha identificado cn los toros, es un simbolo nacional la silueta del toro de las bodegas OSBORNE… todo nos vincula cn el toro, ¿a qué se debe que le agradezcamos de tan cruel manera la imagen que siempre nos prestó? Es un atrozl asesinato consentido por unas retrógadas mentes a favor de la involución.
    Por que mi casa es pekeña… si no me adoptaba un toro, ¿sueltan mucho pelo? es que mi madre es una maniatica de los pelos y a mi me dan alergia…
     
    NO AL TOREO!

  7. Helena dijo:

    No creo que suelten demasiado pelo, están preparados para las temperaturas altas del Sur de España. A mí me gustaría tener tantísimos animales sin con ello robarles su libertad, esperaré a tener casa propia jejej.

  8. Azul dijo:

    He vivido 20 años en Pamplona.
    No me gustan los Sanfermines. Huelen a pis, a vómito, y a multitud de "fiesta hoy todo vale".
    Como siempre…ya me he pasado 😉 , pero es que se dicen tan agusto aquí las cosas…

  9. Unknown dijo:

    Otra estudiante de biología. Me alegra saberlo.
    He llegado aquí graciaa a mi amigo Lord Morfeo. Y…bueno, todavía me queda mucho por leer de tu blog…pero no quería irme sin pedirte un favor.
     
    Al igual que tú, yo siempre he sido una defensora (ilusa, me llaman algunos) de los animales, en general, del medio ambiente en todo su conjunto.
    Me gustaría publicar esta entrada en mi blog. Cuantos más pongamos en la mente de la gente esta barbarie, supongo que antes llegará la conciención de que esto es una puta mierda, y nos deshonra.
    Es que me da asco, a veces, cuando pineso en esto. No sé… es difícil de explicarlo.
    Cuando puedas, contéstame ¿vale?
    Y si no te importa…la publicaré.
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s