Conferencia sobre el terrorismo

Una amiga mía fue hace unas semanas a una conferencia acerca de la mente de los mártires terroristas, en concreto que les lleva de su psique a cometer semejantes actos. Primeramente recalcó la diferencia entre hombres y mujeres ya que por rasgos evolutivos como tener que cuidar de nuestros hijos nuestro cerebro responde de otro modo al dolor ajeno. Es suficiente con ver que generalmente una mujer buscará medidas de paz mientras que el sexo masculino (así como el lado masculino de cualquier mujer) la venganza, sea con la guerra o la violencia física o emocional sin apenas sentimiento de culpa. Hay incluso estudios que corroboran este hecho de que la venganza y el dolor ajeno producen placer y empatía hipernegativa en un hombre y culpabilidad y empatía positiva a una mujer. Por supuesto no está bien extrapolar de este modo pues el cerebro es durante el desarrollo embrionario que más se verá influenciado en que domine su lado femenino o bien el masculino, aparte de factores ambientales como la familia y enseñanza, con lo que muchas personas no se ajustan a esta regla.

Por increíble que resulte a cierto individuo debo tener más desarrollado el lado femenino con este tema, ya que mi psiquis pese ser yo en cierta medida vengativa (para unos más para otros menos, todo son puntos de vista), la culpa que siento como consecuencia de muchos de mis actos nacidos del rencor se me hace insoportable e intento evadirla de todas las maneras, ya que si no es así sólo deseo morirme por haber permitido que mi lado oscuro me dominara. No me es nada positivo anímicamente haber dañado a alguien sin remedio o como me ocurrió hace años por no ser comprensiva y no saber decir las cosas con tacto. En cambio más bien afirmaría alimentaba su felicidad y disfrutaba de verme a mí destrozada y sin saber que camino seguir.

Continuando con la conferencia y ya centrándome en el tema terrorista tan de actualidad hoy en día y que despierta tanto interés, indicaré primeramente que el conferenciante era un doctor en psiquiatría. Ya con sus primeras palabras consiguió sorprender a muchos de los que le escuchaban afirmando que no existe patología alguna en la mente de los terroristas, basándose para ello en lo que ya decía Darwin en su libro La ascendencia del hombre. Este hombre revolucionario para su tiempo, capaz de revelarse contra buena parte de lo establecido en el mundo científico, labor que cada vez cuesta más pues todo aquello que no reafirma el dominio del hombre sobre la Naturaleza es silenciado y difícil de subvencionar en estos días, decía que el deber era la mayor virtud del hombre y por ello morir por sus semejantes.

A partir de este punto introdujo el término empatía preguntando si era innata o adquirida esta capacidad de sentir el sufrimiento ajeno, esa especie de hipermoralidad. Según estudios parece ser que el circuito neurohormonal determina que el ser humano tenga más o menos empatía, estos es, participación afectiva o emocional de un sujeto humano en una realidad extraña al sujeto. Como indicaba inicialmente la venganza activa los circuitos cerebrales del placer, así como a su vez los del dolor del otro que pueden pasar a ser propios. Por razones evolutivas los del padecimiento ajeno son más marcados en el sexo femenino que ha de cuidar de sus hijos y por tanto del bien social, evitando los conflictos.

No todas las personas son capaces de convertirse en terroristas, hay una mayor propensión en unos individuos que en otros. El carácter de una persona con esta tendencia al terrorismo está definido por las siguientes características: el riesgo, la impulsividad, la valentía, la dominancia y la agresividad. Finalmente por sorprendente que resulte estos ejecutores de las ideas de otros son más bien altruistas  pues lo hacen por su nación, familia… como un deber, mientras que el inductor es claramente egoísta pensando únicamente en sus propios intereses despreocupándose del daño ocasionado a sus semejantes.

Bueno esto es todo, un resumencillo de al conferencia, ya opinaréis, ya me veo a más de uno saltando XDD.

 

 

En realidad este escrito es de hace muchos meses, pero hoy por motivos personales he decidido volverlo a publicar puesto que lo eliminé. En mi opinión aunque en este batallador planeta exista todo tipo humano, ya son estudios científicos los que demuestran que el sexo masculino es de por sí menos empático. Lo reafirma los finales de muchas relaciones, pues generalmente si ha habido amor y es la chica quién lo deja, el despecho y la amargura son lanzas que se clavan profundamente por el dolor de la pareja resentida, capaz de repartir su sufrimiento hasta la última gota. La mujer en cambio por lo general castiga con la indiferencia si puede y si es ella la despechada sentirá cierta empatía y no buscará abrir más heridas. Salud!

Esta entrada fue publicada en Crítica. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Conferencia sobre el terrorismo

  1. Andrés dijo:

    Mi querida Helena:
     
    Como ya dije en cierta ocasión, está plenamente demostrado que el 99% de los crímenes son cometidos por hombres. No tengo nada que protestar al respecto de esta entrada, no hay crítica posible ante un hecho demostrable y demostrado y no hay alternativa de rebatir hoy lo que hoy es cierto. Ahora bien… el 1% de los crímenes que sí son cometidos por violencia femenina de algún tipo para atacar a sus enemigos son igual de salvajes o más que los realizados por varones (Nietzsche tenía razón) pues esa misma empatía les ayuda a saber dónde golpear y hacer el mayor daño posible.
     
    Con respecto al terrorismo creo que no hay nada que opinar. Es como la violencia en general, la guerra o la tortura a animales: no existe justificación posible en un acto en el que un inocente paga por un culpable. Ningún dios, patria, causa, beneficio económico o bandera alguna puede justificar la matanza de inocentes. Nada lo justifica. Nada.
     
    Muchos besos y dulces sueños.

  2. Marta dijo:

    De la conferencia no diré nada, debería haberla oído para opinar…
    Pero sí diré que, aunque hombres y mujeres no seamos iguales (obviamente), creo que el tema de la educación y la cultura, y todos los estímulos que recibimos desde pequeñitos transmitiéndonos que nosotras tenemos que ser  "dulces y pasivas" y ellos "agresivos y activos" tiene más peso que cualquier tema genético. Por supuesto, sólo es una opinión, no tengo datos para demostrar nada.
     
    Un saludo!

  3. Helena dijo:

    Quiero hacer una aclaración y es que los motivos personales no van por mí, de este modo evito nuevas confusiones. Marta estoy de acuerdo con lo que dices, en verdad la educación tiene mucho juego en esto y sólo tenemos que esperar que vaya siendo menos sexista. Agur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s