Aleta de tiburón

El castigo que merecen los comerciantes, consumidores y en sí los que viven del mercado de la aleta de tiburón o finning es que se les arranque un brazo y se les lance al mar.
Siento sonar tan radical, bueno en realidad no tanto, porque me hierve la sangre con sólo pensar lo que hacen. Todo animal merece un respeto y más a la hora de su muerte, en especial que ésta no sea agonizante, en espera de que el cuerpo desfallezca tras el esfuerzo. Están provocando la extinción de especies por una supuesta exquisitez gastrónomica (por mí como si se atragantan). El animal cae vivo a las profundidades oceánicas sin sus aletas, y no me vengan con que no siente, cuando tiene 8 sentidos y no hace falta tener un encéfalo extremadamente desarrollado para sufrir.
Para una explicación más completa del procedimiento y consecuencias de esta actividad, he visitado la web marenostrum. Aquí un fragmento de lo que dice:

EL FINNING

El finning (de la palabra inglesa fin = aleta) consiste en cortar solo las aletas de los tiburones y lanzar el resto del animal al mar. Como que la comercialización de las aletas es mucho más rentable económicamente, el resto del animal ni se embarca ni se aprovecha y, de esta manera, las bodegas de los barcos tienen más espacio para acumular más cantidad de aletas. La cantidad de tiburones capturados para llenar una de estas bodegas es mucho mayor que si se tuviera que llenar las bodegas con el animal entero. Así, decenas de millones de tiburones mueren anualmente a causa de esta práctica.

Finning después de un concurso de pesca,
solo se aprovechó la dentadura y las
aletas de un animal de 200 Kg de peso.
Foto de Bimini Biological Field Station

Independientemente de la brutalidad y crueldad de la acción, ya que normalmente el tiburón aún está vivo cuando se le retorna al agua, donde su único futuro consiste en morir agonizando lentamente en el fondo del mar, hay que añadir que esta práctica provoca un gran despilfarro de proteínas y de otros productos derivados de los tiburones porque tan solo supone el aprovechamiento de entre un 2-5% del animal. De esta manera se impide el procesado y el aprovechamiento del resto del tiburón en la costa, con la consiguiente amenaza para el desarrollo alimentario y socioeconómico de zonas costeras de muchos países pobres implicados en el problema.

No podemos olvidar, ya que es capital, las peligrosas e imprevisibles consecuencias que la eliminación de un gran número de depredadores del último escalón de la cadena trófica puede tener en el equilibrio de gran cantidad de ecosistemas y, por lo tanto, también sobre otras especies de interés comercial.

Además, la práctica del finning impide la recolección de datos de carácter científico sobre las capturas. Así, saber datos como qué especies se están capturando, en qué cantidad y con qué artes de pesca o conocer datos biológicos, como la situación y profundidad de las capturas, para establecer patrones de distribución, se vuelven imprescindibles para poder desarrollar planes de conservación y de ordenación de las pesquerías comerciales. Hay que decir que el desarrollo de estos planes es una cosa urgente y absolutamente necesaria por la situación actual de muchas poblaciones de tiburones ya que algunas se han reducido hasta en un 80-90% en los últimos años.

 

Texto completo: http://marenostrum.org/pesca/finning/indexe.htm, os lo recomiendo resulta de lo más interesante, aparecen desde todos los tipos de amenazas para los elasmobranquios, la tradición culinaria y su problemática extensión a países ricos y la necesidad de una actuación rápida. Es verdaderamnete urgente actuar, sino queremos ser los últimos en ver estos peces tan antiguos surcando nuestras aguas.

Esta entrada fue publicada en Denuncia. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Aleta de tiburón

  1. maria dijo:

    terrible me parece esto debo decir..

  2. josé miguel dijo:

      No me parece radical, yo no le cortaría un brazo y les echaría al mar….Les cortaría las cuatro extremidades y entonces les echaría al mar. Haber que tal les parece esa práctica…que se repite de forma parecida con las tortugas marinas. Y todo por ser una delicatessen! Las barbaridades que se cometen en nombre de la moda, tanto gastronómica como la de vestir. Es indignante!
    rrrrrrrrrrrrrrrrgggggggggggggggggggggggggggggggggg!!!!

  3. josé miguel dijo:

      Se me olvidaba, suerte con los examenes!!

  4. Azul dijo:

    Te tengo que decir que me encantan tus respuestas. Sabes exactamente lo que quiero decir con cada una de mis entradas. En cada una de ellas, contestas la palabra clave que yo tengo en la mente.
    Te pondré en mi lista de blogs, para llegar más fácil a tu espacio y leerte con algo más de tiempo.
    Los exámenes qué tal?
    Saludos!!!!
     

  5. Roberto dijo:

    El otro día leí sobre ese tema en un periódico… ciertamente me quede perplejo. Me vino a la mente "con lo buenas que están las patatas fritas, o asadas o hervidas…" en fin para alimentarse no hace falta hacer esas barbaridades con los animales. Podría aceptar la pesca responsable del tiburón, si este se consumiese en su totalidad… pero esto de dejar que muera sin mas, me parece igual de terrible que el tema "taurino".
          La culpa principalmente, la tienen los que consumen ese producto. Yo personalmente me quedo con "las patatas… asadas me como hasta la piel."
               Un abrazo de Rober…
     
    PD: cada vez el ser humano es mas estúpido. Me sentiría orgulloso de ser un tiburón.

  6. David dijo:

    El ser humano es capaz de hacer lo más bello del mundo y a la vez la mayor de las barbaries; éste, desgraciadamente, es un ejemplo de lo 2º… que pena que se invierta más tiempo en las barbaries que en la belleza…

  7. Marta dijo:

    Ostras, no tenía ni idea. No soy vegetariana ni nada de eso, pero esta crueldad y este despilfarro no tiene ningún sentido.

  8. Yurka dijo:

    Barbaries como ésta o como la de los colmillos de elefante, el cuerno de rinoceronte (por cierto, se comercializa en oriente como potenciador de virilidad), las pieles y tantas tantas otras son vergonzosas. Y hasta en el más puro y duro sentido práctico y utilitarista, masacrar una población en cierto peligro de extención es absurdo…
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s