Hojas de Otoño

Verde símbolo de vida, distinción frente las hojas yertas sobre el suelo, rendidas a la renovación, preparándose a una nueva vida, un renacer pues en la anterior no hallaron lo que tanto ansiaban, ser almas únicas. Muerto es aquel que se limita a soportar la historia, sin lucha para evitar perecer o con barreras que le impiden soñar.

Para mí esa porción de verde son los ideales, haciéndola distinta, imperecedera frente al resto, la embellece hasta hacer desaparecer esas sombras ocultas en todos.

Verde la armonía y reflejo de la luz solar en una brizna de hierba, en las copas vivas de los árboles.

Quiero pensar y sé que hay más tonos, más matices, una amalgama otoñal con combinaciones de colores, amarillos, ocres y marrones desde la macroescala del bosque y la ladera de la montaña, hasta la hoja de haya, de arce, de roble que reflejan la inmensidad y diversidad de la Naturaleza.

Somos los humanos como esa hoja, ese microuniverso, que al descubrirlo nos hacemos más tolerantes. La sociedad un bosque compuesto de diversas especies, ningún árbol es igual en fisionomía, distinguiéndose en el porte, en la profundidad de sus raíces, en sus hojas que absorben luz; pero a la vez con rasgos comunes, es el ambiente, las circunstancias que en cambio continuo nos hacen únicos…

 

Hoy empieza a oler la hojarasca, hoy he sentido el olor de las hojas secas, el poder del Otoño llega

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos sobre la Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Hojas de Otoño

  1. Zaratustra dijo:

    Hola Helena!
    Cierto que llega el otoño,pero en el otoño de la vida hacen falta unas gafas de aumento para leer  estas letras tan pequeñas.
    Las verdes no las puedo leer ni con gafas.Gracias por tu comentario…
    Saludos
    Zaratustra.

  2. David dijo:

    Qué bonita comparación, que tristemente cierto que los ideales desaparecen sepultados…
    Próximamente voy a formular la teoría del péndulo, con dibujitos y todo jijiji.
    Portese bien dama, y no se rinda nunca. Las hojas verdes de algunas plantas, cuando caen al suelo hechan raíces…

  3. David dijo:

    Me ha encantado esa comparación de las personas con árboles… ojalá el mundo fuese en verdad un bosque… pues me da la sensación que ellos se entienden más que nosotros. Aquí el otoño se hace esperar, estamos en octubre y no hay diferencia de agosto o septiembre… quitando unas pequeñas lluvias a finales de septiembre.
    Saludos!!

  4. Helena dijo:

    Eugenio solventado el problema, en verdad era algo ininteligible. Me había quedado prendada de la estética jejej con ese verde brillante, y mira que suelo ser sosa y poco femenina. Saludos!

  5. jorge dijo:

    El otoño, tan entrañable, melancolico y con ese color ocre en los bosques que invita a perderse por ellos sintiendo el chasquido de las hojas bajo los pies.
     
    un beso con sabor a cafe tras el cristal mientras fuera llueve

  6. josé miguel dijo:

    c",) Me encanta!!! Muchas gracias!!!!

  7. Azul dijo:

    Ya lo dije yo antes en mi espacio.
    Mucha poesía y filosofía entre tanta naturaleza.
    Poco femenina? Si no me equivoco eras tu escorpio no?
    Todas somos femeninas, aunque no nos gusten mucho los adornos. (es que no nos hace falta demostrar así nuestra feminidad)
    Y lo de sosa… (eso es por la tendencia esa que pones en mi blog, y nuestra visión errónea)
    Cada uno tenemos nuestra parcela especial, y el humor será depende quién mire.
    🙂 Un besito.
     
     

  8. luz dijo:

    Madre mía!! qué dificil ha sido abrir los comentarios!!
    ahora espero que me deje escribirte algooo mientras sigo explorando tu página, jeej…ya veo a House ahí abajo que promete…
    por cierto…llega el otoño, no??
    😉
     
    un besito guapaa

  9. Helena dijo:

    A mí ver para que al sociedad sea un bosque ha de permanecer unida, no fomentando la competencia, con una interelación entre todos los individuos de colaboración, repartir las tareas está bien pero separarlas para que uno olvide lo que puede sentir, soñar, pensar otro… Hya árboles que por territorialidad y lucha de que prevalezca sólo su especie son capaces de producir venenos para ser cada vez mayor su territorio, escogen matar antes de convivir. El apoyo mutuo es lo que más ha ayudado a als grandes civilizaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s