Pensar globalmente, actuar localmente

Estamos frente a una época de cambios, necesidad de cambios globales. Nuestro planeta padece de hipertermia que no de fiebre, hipertermia de motivo humano, perdiendo su homeostasis poquito a poco mientras la humanidad poco hace al respecto. Se firman y a veces ratifican protocolos, actos para limpiar conciencias pero que no limpian la atmósfera. Se hace difícil realizar especulaciones sobre el futuro, sólo se sabe con claridad que la hambruna por la sequía acelerará guerras, los desheredados de cada vez ejercerán mayor presión para arribar al soñado Occidente, mientras las enfermedades tales como la malaria alcanzan nuestras costas por esos nimios 2ºC de los que nos burlamos por la soberbia humana.

Achacamos la culpa a los políticos que miran por sus intereses y por el acumulo de votos. Falsas promesas sobre la conservación del medio ambiente, uso de energías renovables y creación de zonas verdes, las cuales en la mayoría de casos no cumplen. Cabe preguntarse si será cierto aquello que nos representan, concienciado parece haber muchos pero que actúen en consecuencia más bien pocos. Una frase nos recuerda y resume la historia y los hechos: para persistir con un modelo que agoniza matar es válido, pero si lo que se quiere es vivir será el cambio el que nos lo permita.

Bush para no tener que ratificar el protocolo de Kyoto empleo como excusa el oscurecimiento global que resulta de la emisión de partículas por parte de las industrias, automóviles, en resumen todo aquello que permite a esta sociedad vivir de lujos y no conocer limitaciones, los mismos gases que producen el calentamiento global. Hoy se sabe que este oscurecimiento es más a un nivel regional, pues en otras zonas contrariamente se produce un aclaramiento interviniendo numerables factores. Simplificar supone un riesgo enorme y si hablamos de la temperatura del planeta nos damos cuenta que durante demasiado tiempo hemos jugado a ser dioses y la solución es indiscernible. Por ahora nos queda aprender a poner prioridades, prescindir en la medida que podamos del transporte privado, ahorrar electricidad y si cabe más importante agua, porque su escasez será lo más escalofriante como consecuencia de esa hipertermia.

¿Cuánto vale el régimen atmosférico que nos trae la lluvia?¿A quién habría que comprar para contrariarlo, cuando se niega a brindárnosla? La lluvia vale mucho aunque no cueste nada y no tenga precio alguno. No podemos progresar privándonos de ella, ni siquiera pagando los efectos de su ausencia. El precio es un sucedáneo del valor y el vicio consolidado una perversión del derecho adquirido. En el futuro que se avecina precisaremos temple para mejorar valores más que capacidad para vindicar subsidios. Ramon Folch Cambiar para vivir

 

Nosotros decidimos, nosotros elegimos, nuestras acciones individuales determinarán el futuro que se  avecina. Designamos a nuestros dirigentes, les damos el poder de tomar decisiones en nuestro lugar, ellos actúan equivocadamente, dan valores y costos pero como el resto de al humanidad no valoran lo más respetable, nuestro futuro, la Tierra. No quiero pensar que el ser humano es tan estúpido que pese ver lo que ocurre, estar concienciado, no va a hacer nada

 

 

Efectos sobre la biodiversidad animal y vegetal son considerables, los optimistas piensan que la plasticidad evolutiva permitirá sobrevivir a esos contados seres vivos que dejamos vivir. Las plantas florecen y fructifican cada vez con mayor antelación, sirviendo de alimento a la nueva generación de insectos, tales como orugas. Cuando las aves regresan de su larga migración encuentran poco alimento para sus crías, con lo que pocos pueden llegar a la edad adulta. También los ciclos de vida de vegetales y polinizadores dejan de estar sincronizados y la especialización supone la muerte. Los más afectados son anfibios y reptiles, los últimos por su delicada etapa reproductiva. La temperatura del ambiente determina el sexo del embrión con lo que diferencias de décimas conllevan que un sexo predomine frente al otro. En tortugas se ha observado que el número de hembras sobrepasa al de machos en al mayoría de especies marinas y terrestres, pues nace hembra si al temperatura del suelo es elevada, un desastre ecológico casi irremediable.

Estas fotografías expuestas en la universidad valen más que mil palabras:

                                                      

 

¿El Pacífico? No, el Mediterráneo

 

 

                                         ¿Kansas?No, Girona 

 

 

 

 

                             

 

                                 El clima cambia. ¿Y tú?

¿Próxima estación?

 

 

 

 

                                                                                                                     

 

Recomiendo este blog para los que les despierte interés el tema: http://www.frenaelcambioclimatico.org/blog/?p=9

Esta entrada fue publicada en Crítica. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Pensar globalmente, actuar localmente

  1. David dijo:

    Lo peor de todo es que aún despúes de leer textos como el tuyo, mirar las noticias y sentir en carne propia los efectos, habrá gente que, como bien dijiste, siga regodeandose en su soberbia y use la manida frase "no pasa nada" siga haciendo y deshaciendo sin hacer mi un minimo esfuerzo por cooperar para detener el deterioro ambiental. Y no se trata tan sólo de individuos unicamente, sino como mencionaste,, hasta gobiernos que hacen de la vista gorda por favorecer politicas o empresas propias. Hasta que no sea haga conciencia en todos esto no se podrá detener.

    Y con textos como el tuyo uno puede aun tener esperanza de que la conciencia se generalice.

    Interesante, mucho, tu blog, seguire visitandote.

  2. maria dijo:

    Viste ya la pelicula nueva sobre el asunto. he visto solo pedazos y creo que hace llorar mas que una de drama.. porque es la relidad.. es la vida misma..

  3. Li dijo:

    Vaya, nos suenan estas fotos🙂
    P.D. Ya se que hace mucho que no escribo como para escribir solo esto, pero tengo clase y a ti delante, así que no es el mejor momento.
    Un saludo busca osos negro con pelo transparente

  4. pablo dijo:

    El cambio climatico es por si mismo el gran problema de la humanidad del siglo XXI. Como siempre he defendido, la tercera guerra mundial va a darse por dos razones posible, o bien por la religión, o bien por el agua. Y el cambio climatico avanza hacia este ultimo
     
    Bush, con su gran arrogancia, defendio el papel de EE.UU. contra el protocolo de Kioto frente a la comunidad internacional, defendiendo no solo el oscurecimiento global, que desgraciadamente es cierto y hay numeros estudios de todas parte del mundo sobre este fenómeno, sino que es imposoble de preveer las consecuencias a corto, medio o largo plazo del calentamiento global.
     
    Los estudios mas recientes muetsran una disyuntiva entre la comuniodad científica al respecto y el aumento de 4 grados de temperatura en los proximos 200 años puede verse alterado en un 200% tanto por arriba como por abajo, es decir, la tierra puede verse calentada en 8 grados o descender en 4. Esta gran disyuntiva hace imposble hacer predicciones de comportamiento y más aun tomar medidas millonarioas para impedirlo. También hay que añadir que ls países menos desenvolupados estan pagando las consecuencias, y es gracias a los vacios legales que presenta el desarrollo sostenible.
     
    En definitiva, lo unico a nivel individual que podemos hacer son las tres R. Recliclar, recuperar, rehutilizar, esa es nuetsra única alternativa y ha de ser nuestra respuesta frente a los póliticos corruptos que edidican campos de golf y macro urbanizaciones en vez de conservar las poco parque naturales y zonas arboreas que tenemos.
     
    Acabemos de una vez por todas con la expeculacion urbanistica y que los grandes partidos politicos de nuetsro pais, asi como las "potencias" mundiales como EE.UU, UE, entre otros esten destruyendo nuetsro clima y nuestro mundo. Demos una lección de humanidad a etsos y hagomos un imposible. Que la tierra sea un bello lugar para vivir"

  5. Yurka dijo:

    Estamos con pie y medio en noviembre y yo sigo por ahí en manga corta y panatlones cortos. La gravedad es evidente ahora y ya. No hace falta pensar en "dentro de x años…". Lo tenmos encima y nos la pela. O no nos la pela y lo que pasa es que no hay demasiado a nivel individual que se pueda hacer y que de la impresión de que va a servir de algo. A comprarse parceltas en Marte que esto peta.

  6. josé miguel dijo:

    Se agota el tiempo para poder tener un final feliz…

  7. Miguel dijo:

    Llego tarde a esta entrada, aunq un mes en la inmensidad temporal del tema tratado no es nada.
     
    Pero me ha llamado la atención. Hace pocos días discutíamos en un curso de energías renovables sobre futuros, cambios climáticos, conciencias… Yo defendía la idea de que la conciencia ambiental q tenemos hoy día es demasiado fachada, y q no es real, la gente no es coherente con lo q piensa y aún menos con lo q dice. La profesora hizo un tanteo a ver quien creía q la conciencia ambiental era cada vez mayor y todos contestaron q sí, menos una compañera ambientóloga (la única) y yo. Nos indicó q quizá por nuestra formación éramos demasiado pesimistas y exigentes (curiosa afirmación después de decir q el medio ambiente es de todos). Yo dige q para q cambiara la cosa había q pasar de la teoría a la práctica y por ejemplo apostar por el transporte público de calidad (ella viene a clase con un flamante Mercedes SLK, mientras yo me pego con los "borregos" q vamos en el vagón). Su contestación fue q para q la gente cambiara tenía q permitirlo la sociedad, y q ahora la sociedad no permitía prescindir del coche, reciclar y ahorrar. Ante esas aseveraciones poco más se puede decir. Parece ser q la sociedad debe ir por delante, asíq confiaremos en ese ente abstracto q es la sociedad, q no está formada por nosotros, sino por nuestras intenciones, por esa conciencia q se despierta durante unos segundos antes de ser ahogada por el primer café del día.
     
    Toda esta verborrea para decirte q aunq todo lo veamos tan mal, quizá esté mal, pero tendremos esperanzas de q esto cambie y q nos demuestren lo equivocados q estábamos. Nunca me alegraría más de una equivocación.

  8. Helena dijo:

    Debo pertenecer al grupo de los pesimistas y exigentes según la profesora. Me alegraría muchísimo de estar equivocada, observar de repente una plasticidad evolutiva asombrosa en diversas especies en un periodo tan corto de tiempo, la sociedad por presión de empresas a su vez incitadas por la sociedad como en un círcolo apostara por tecnologías limpias y un consumo en gran medida menor de agua y otros recursos. Sería la utopía alcanzada, pero me parece que el ser humano está centrado en sus guerras internas y externas y hasta que no alcance la estabilidad y haga más uso de su propia conciencia llevada al compromiso y al acto, seguirá en otro círculo, el de destrucción sin creación.Son bastante importantes las costumbres sociales, para cambiar hay que salir de la norma. Un ejemplo sencillo y relacionado con cuidar el consumo de agua es el de ducharse, ¿Cuántos se alarman al escuchar a alguien decir que no se ducha cada día sin ello significar que huela mal? Si ahora en Palma han pedido que restringamos el uso de agua a 60 litros diarios en lugar de 150 litros y casi todos están temblando pq te pueden multar si no cumples. Espero, y seré optimista, que el proyecto funcione. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s