Semillas de Esperanza

Reza Deghati es un fotoperiodista iraní que ha dedicado su vida a retratar lo verdaderamente humano, en muchas ocasiones tras conflictos armados que han deshecho familias, fumigado la tierra con bombas y arrasado todo aquello que podía ser proclamado como vivo. Recientemente la revista para la que trabaja recibió el Premio Príncipe de Asturias de comunicación y humanidades, la National Geographic Society, ceremonia en al cual estuvo presente por ser uno de los fotógrafos más ilustres. Su discurso mientras lo leía en la revista ha alcanzado lo más hondo del alma, emociones humanas comunes tenemos todos y hay actos que trascienden ideas, ideales de justicia y de bondad:

Reza Deghati nació con una vocación, ser fotógrafo, su mayor reto no es explorar lo físico del planeta sino las emociones humanas, cuyo objetivo demostró haber cumplido durante la exposición de imágenes captadas a lo largo de los últimos 20 años. Presentó unas imágenes impactantes, como la tomada en Sarajevo en 1994, en pleno conflicto, donde una niña expone sus muñecos colocados sobre un taburete en la calle colocados dos días antes de Navidad. < ¿Qué haces?, le pregunté. Los vendo para conseguir comida para mi abuela> recordó Reza. O la de un campo de refugiados en Ruanda, donde dos mujeres miran multitud de fotos de desaparecidos durante el éxodo. <Fotografié a unos 12000 niños perdidos para poder colgar sus fotos en las paredes del campo de refugiados. Logré reunir a más de 3000 con sus familias>, dijo el fotoperiodista iraní, quién finalizó su sesión con la imagen de un niño afgano sosteniendo un plantón entre las manos, fotografiado en 1990. <Me contó que quería hacer crecer un árbol allí, en el yermo>, dijo, postulando un sentimiento de esperanza. La foto fue tomada un año después de la retirada de las tropas soviéticas que dejó tras de sí la muerte de cerca de un millón y medio de afganos. En la escuela había aprendido a sembrar semillas. <Quiero plantar un árbol>, le dijo al fotógrafo, quién vio en el chico el sentimiento de la esperanza.*

*Texto en negrita corresponde al discurso extraído de la Nacional Geographic.

                                                                                      «L@s cuidadores de semillas»

¡Quemad nuestra tierra!

¡Quemad nuestros sueños!

Verted ácido en nuestras canciones

Cubrid con serrín

la sangre de los nuestros, asesinados.

Ahogad con vuestra tecnología

el clamor de todo lo que es libre,

salvaje e indígena.

¡Destruid!

¡Destruid nuestra hierba y nuestro suelo!

Asolad alquerías y aldeas

que nuestros mayores construyeron.

Los árboles, las casas los libros, y las leyes

y toda la equidad y la armonía.

Arrasad con vuestras bombas los valles;

borrad con vuestros editores nuestro pasado,

nuestra literatura; nuestra metáfora.

Desnudad los bosques y la tierra

hasta que ni el insecto

ni el ave, ni la palabra

encuentren rincón alguno donde refugiarse.

Haced eso y aún más.

No tengo miedo a vuestra tiranía.

No desespero nunca.

Y es que guardo una semilla,

una semilla pequeña pero viva

que voy a guardar con cuidado

y a plantar de nuevo.

Hace ya cerca de un año publiqué este poema palestino que trasciende cualquier frontera con su mensaje de esperanza albergada en aquellos que aún no se rinden, pese estar rodeados de un paisaje desolado que es su propia y única tierra y dolor por cada guerra, siendo lo único que encuentran en sus sórdidas vidas. Es para mí uno de los mejores poemas que jamás he leído, y no he podido evitar relacionarlo con la foto del niño afgano de mirada desafiante.

Conflicto afganistán.

Conflicto Rwanda para el que recomiendo fervientemente ver la película Hotel Rwanda.

Saludos!

Esta entrada fue publicada en Soñando otro Mundo. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Semillas de Esperanza

  1. David dijo:

    Que corazón tan noble! Se siente orgullo de ver que hay un fotografo que retrata la esperanza que parecía extraviada!!!
    Helena, necesito tu ayuda. Tengo un problema con unos gatos, pense que quizas me puedas ayudar.
    Saludos

  2. David dijo:

    Verás en mi patio hay Bastantes gatos y no son buenos, me rompen las plantas y me lastimen la perrita. Te pido ayuda porque quizas sepas como ahuyentarlos o evitar que entren a mi patio. Otra razón es que a mis papas no le gustan los gatos, y el veterinario dijo " hay que eliminar" por el tema de las enfermedades que transmiten. No quiero matar, por eso te pido ayuda. Saludos.

  3. Sandra dijo:

    hacía mucho tiempo que no me pasaba x aki… mucho menos tiempo libre x los estudios y tal.. pero no me olvido…
     
    Alzo mi voz para gritar en contra de los que matan la vida… o los que lo desean…
     
    Desde dnd siempre… el Norte de África!

  4. David dijo:

    Te agradezco tus palabras… mi patio es bastante grande, a cielo abierto y los vecinos son los que tiran sobras en mi patio. Supongo que Dios pone a prueba mi capacidad para solucionar esto sin recurrir a la vilencia apelando a la invención. Saludos niña!

  5. Unknown dijo:

    Qué gran fotografo y qué gran poema..Mil gracias por pasarte🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s