Música étnica: Kalimba

Hace ya varios meses que no escribo nada, que me limito a copiar y pegar textos que me resultan interesantes en lugar de por ejemplo explicar con mis propias palabras lo que me enseñaron en un curso, caso de la Soberania alimentaria. Si no he escrito ha sido por la pereza veraniega y una desmotivación provocada por diversas causas, algunas de tipo personal. Espero recuperar el ritmo de hace ya tiempo, tal vez aún me queden cosas interesantes que relatar, y aunque pocos las lean esto es un diario, con lo que ha de ser lo de menos supuestamente.
 
Desde siempre he sido una enamorada de África, ese continente vecino tan diverso como la propia diversidad del planeta no mermada, de culturas milenarias que han persistido hasta muy recientes años y que todavía luchan bajo el aplastante yugo de la modernización industrial, supuestamente tan liberadora y llena de ventajas. Que queréis que os diga, a mí me entristece ver tanto avance, remodelación del paisaje y olvido de las artes y técnicas empleadas en el pasado mucho más sostenibles que las actuales y de muy corta perspectiva futura, pues se hace imposible que el propio planeta las sostenga. Bueno, este tema no era el que quería tratar y martirizar con la retahila de siempre, sino hablar sobre mi nueva adquisición instrumental musical (ala, me gusta como suena esta frase). Esta es una mbira, kalimba, sanza o decenas más de nombres más que no me pienso molestar en aprenderme o recitar, es lo que tiene que sea milenario y tan variado como las culturas africanas que lo emplean, en muchas ocasiones ceremonialmente. Lo asombroso es que es suficiente con oirlo vibrar para que intuitivamente uno pueda imaginar su funcionalidad, constituyéndose dicho instrumento por unas serie de teclas, que pueden ir de 6 a 33 incluso y una caja de resonancia muchas veces elaborada con calabaza o coco. Escuchándola y evadiéndote con una parsimoniosa relajación, sólo acompañándote por la imaginación, se siente como si fuera el agua que ocasionara el sonido del idiófono, como si se estuviera llamando a la lluvia mientras se oyen los espíritus o elementales del bosque. Todo esto sonará a cuentoy puede que os parezca sencilla sugestión, pero fue esta magia la que sentí mucho antes de leerlo por Internet, informándome de sus nombres, orígenes y utilidades. En África es sobre todo de gran reconocimiento en Zimbabwe, llamado el mbira instrumento nacional desde su independencia. Como explica esta página:

Mbira es el nombre del instrumento y de la música tocada desde hace mil años por ciertas tribus de la región de Shona,  donde se concentra la mayoría de la población de Zimbabwe y  parte de Mozambique. Mbira impregna todos los aspectos de la cultura Shona, sagrada y secular. Su función más importante es la de intercomunicador con antepasados   y difuntos guardianes de la tribu.

Se utiliza paa traer la lluvia durante sequía, para pararla durante las inundaciones, y para traer las nubes cuando las cosechas se queman por el sol. Para perseguir espíritus malignos, y para curar enfermedades. Se usa en celebraciones de todo tipo, incluyendo bodas, celebraciones por el nombramiento de nuevos jefes, y más recientemente en eventos gubernamentales  como el día de la independencia y  conferencias internacionales.

También está presente en las ceremonias de la muerte, y se toca durante la semana que sigue a la muerte de un jefe antes de que la comunidad sea informada de lo ocurrido. En la ceremonia del guva, aproximadamente un año después de la muerte física de una persona, el Mbira se utiliza para dar la bienvenida al espíritu de ese individuo de nuevo a la comunidad. El Mbira incita al pacifismo y a  la fortaleza psíquica y física necesaria para afrontar la vida.  

Hoy día está extiendido por el mundo gracias a los viajes de músicos tradicionales. Durante el período colonial de Zimbabwe (cuando era conocido como Rodesia), los misionarios enseñaron que el Mbira era malvado, y el renombre del instrumento en Zimbabwe decayó. Desde la independencia en el año 80, el Mbira ha gozado de un resurgimiento. Los músicos tradicionales recuerdan a sus comunidades que el Mbira se toca para animar los espíritus que protegen a la tierra y a la gente de Zimbabwe.

 Más información en http://www.afrol.com/es/especiales/13266

En verdad mientras lo tocas transmite paz, calma de espíritu y no me extraña que se emplee para incitar el pacifismo, esa herramienta que tanto ayudaría al ser humano a solventar los problemas mundiales, pues no olvidemos que la guerra en la actualidad no es más que un negocio, un modo de comercio para enriquecer a los señores de la guerra y todavía más a Occidente, por la gran inversión armamentística. No se vanagloria a hombres, pues estos pueden tranquilamente arrasar con ciudades con mover un dedo, lo cual no es ningún merito y menos aún cuando atacan a población civil inocente que no tiene apenas donde refugiarse y que comer. No es lo mismo una guerra con AK-47 y similares que una con espadas, lanzas y arcos donde sólo mueren los que batallan, por mucho que puedan intentar convencerme. He vuelto a divagar demasiado, y prefiero para finalizar colgar algunas fotos:

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Música étnica: Kalimba

  1. Zaratustra dijo:

    La verdad es  que sería de desear enormemente,que pudieramos volver al pacifismo y a la filosofia de la no-violencia,antes que sea demasiado tarde.Quizá no merezca la pena mantener la civilización actual…tal vez seamos más felices volviendo otra vez al arco y la lanza,claro si nos queda algun árbol para poder construirlos.
    Besos.
    Zaratustra

  2. Miri dijo:

     
    Tú tranquila, Helena, que esta civilización tiene que petar por algún sitio, y no dentro de mucho.
     
    Por cierto, nunca he escuchado esta música de que hablas, y ahora no puedo hacerlo porque estoy en el ordenador del trabajo (el mío se ha quedado sin disco duro) y no tiene altavoces. Pero te prometo que en cuanto pueda te haré caso y escucharé algo.
     
    Un besito,
    Miri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s