La historia de las cosas

Seguramente más de uno conozca ya este vídeo tan dilapidante sobre nuestro sistema de vida, y la ceguera del consumo que desborda el planeta. A mí me lo recomendaron recientemente, justo cuando estudiaba Medio ambiente y Sociedad, sirviéndome bastante para la asignatura, la cual tampoco ha tenido desperdicio. Quisiera resaltar algunas frases de este documental, que sabe llevar un mensaje tan complejo con una explicación sencilla y entretenida:
The Story of Stuff (La Historia de las cosas) – 21 min  – 15/04/2008

Versión doblada al español del video de Annie Leonard.
Producción del Video: Free Range Studios.
Doblaje al castellano: Doblaje al castellano: Asociación Civil El Agora, Argentina.
El video original en inglés puede ser visto en http://www.storyofstuff.com/«
 
El sistema actual está en crisis, y la razón por la cual está en crisis es que se trata de un sistema lineal y vivimos en un planeta finito, siendo ambas cosas incompatibles.
 
 
– Mis amigos dicen que debería usar un tanque para representar al gobierno, y eso es verdad en muchos países y cada vez más en los EE.UU., ya que más del 50 % de nuestros impuestos federales van al ejército.
 
– Comencemos por la extracción, que es una palabra linda para la explotación de recursos naturales, que es una palabra linda para arruinar el planeta. Esto significa que talamos los árboles, dinamitamos montañas para extraer los minerales, usamos todos el agua y matamos todos los animales. Aquí estamos topándonos con nuestro primer límite, nos estamos quedando sin recursos.
 
– Hay más de 100.000 químicos sintéticos en el mundo actual, y sólo algunos han sido testados para ver los impactos en la salud humana y ninguno para ver impactos sinérgicos de salud, es decir, que ocurre cuando interactúan con todos los otros químicos a los que estamos expuestos todos los días. No sabemos el impacto que tienen sobre el medio ambiente, y demás seres vivos, es una sociedad de riesgo, y si lo sabemos se desescucha. Hace tiempo que se conoce el peligro del exceso de fluor y plomo en el organismo, ¿habéis visto que se haga mucho por informarnos? diría que no.
 
– La gente que más sufre estos químicos tóxicos son los que trabajan en las fábricas, muchos de ellos mujeres en edad reproductiva. Están trabajando con sustancias tóxicas para la reproducción, cancerígenos y más (eso no vale la pena preocuparse mucho, se las despide en el momento que se descubre su embarazo, incluso llevan a cabo en muchas fábricas seguimientos de su menstruación, nada de bajas por maternidad, directamente que se mueran de hambre).
 
– Ahora te pregunto ¿Qué tipo de mujer en edad reproductiva trabajaría en lugares como éstos excepto una que no tiene otra opción?. Eso es otra de las cosas lindas de este sistema. La erosión de ambientes y economías locales en el tercer mundo aseguran al suministro constante de gente sin otra opción. Globalmente 200.000 (¡¡) personas por día están mudándose de ambientes que las han sostenido por generaciones (los llamados eufemísticamente desplazados ambientales) a ciudades, muchos yendo a vivir a las barrios más pobres (si es que se le puede llamar barrio a casas hechas a base de chatarra, con agua contaminada), buscando trabajo, sin importar cuan insalubre ese trabajo sea.
 
 
– El sistema de estracción, manufactura, distribución y descarte basa su funcionamiento a la hora de vender en una externalización de los costos. Eso significa que el costo real de hacer cosas no se refleja en el precio. En otras palabras, no estamos pagando por las cosas que compramos.
 
El 30 % de los niños de la R.D.Congo ahora han tenido que dejar la escuela para extraer coltan, un metal que necesitamos para nuestra electrónica barata y desechable, lo están pagando con su futuro y su salud, la selva congoleña también lo está padeciendo.
 
– Adivinad que porcentaje del flujo total de materiales de este sistema todavía está en el producto o usándose 6 meses después de su venta en EEUU. ¿El 50%? ¿el 20%? No, el 1 %. En otras palabras, el 99 % de las cosas que cosechamos, extraemos, procesamos, transportamos y consumimos, es basura en sólo 6 meses (¡¡¡!!). Ahora ya sabemos de donde ha salido esa isla de plásticos del tamaño 3XL, esto es, tres veces la península ibérica que hay en el océano atlántico. Y eso que al mayor parte se envía a los países arrollados.
 
– En otras épocas, y no precisamente lejanas, el ingenio, el ahorro y la mayordomía se valoraban. Entonces ¿cómo paso esto? No paso, fue diseñado.
 
 
Si lo piensas ¿Para que sirve la publicidad sino para que nos sintamos infelices con lo que tenemos? (y por desgracia han logrado que muchos confundan el ser con el tener y el tener con el parecer). Así que miles de veces por día se nos dice que nuestro pelo está mal, nuestra ropa está mal, nuestra piel está mal, nuestros muebles están mal, nuestro coche está mal, y por supuesto nosostros estamos mal, pero que todo se puede arreglar si nos vamos de compras.
 
– En los EEUU tenemos más cosas que nunca, pero en las encuestas se muestra que nuestra felicidad nacional está disminuyendo. Ésta llego a su punto más álgido en los años 50, al mismo tiempo que esta manía del consumo exploto, empezando entonces a caer. Una coincidencia interesante.
 
– Quemar la basura libera los tóxicos al aire, y aún peor, crea supertoxinas, como la dioxina. La dioxina es la sustancia sintética más tóxica conocida por la ciencia, y los incineradores son la mayor fuente de dioxinas. Basta saber que es uno de los componentes del agente naranja usado en la guerra de Vietnam por los EEUU, un cancerígeno para toda forma de vida. Y a que no sabíais otra cosa, una fuente de dioxinas es el consumo de alimentos ricos en grasa calentados con el microondas, algo que nos parece tan inocente, debido a que son muy solubles en éstas y van quedando acumuladas en nuestro tejido graso. Apenas se degrada, se va acumulando, con lo que sus efectos se perciben con los años. Esto es lo mismo que ocurrió con el DDT y muchso otros, así que bienvenidos al laboratorio del tamaño de la Tierra. Eso sí, me tranquiliza pensar que las bacterias seguramente algún día se encarguen de ellos cuando ya no estemos.
 
– ¿Qué tal el reciclaje? ¿Ayuda el reciclaje? Sí, reciclar ayuda. El reciclar reduce la basura aquí y reduce la presión de extraer y cosechar nuevas cosas. Todos deberíamos reciclar, pero reciclar no es ni mucho menos suficiente, reciclar no es la solución pues nunca será suficiente. La razón es que no llega a la raíz del problema. De las tres R la más importante de todas es la reducción, la reutilización y el reciclaje no han de anteponerse a ésta en ningún caso.
 
 
– Así que como ves es un sistema en crisis. Durante todo el proceso nos topamos con muchos límites, desde cambiar el clima hasta al felicidad disminuida (eso mirando sóooolo la repercusión sobre nosotros). No está funcionando.
 
Lo bueno de un problema tan rotundo es que hay muchos puntos de intervención.
Hay gente trabajando en salvar los bosques, en lograr una producción limpia, en los derechos del trabajador y el comercio justo, consumo consciente, bloqueando basurales e incineradoras y muy importante, trabajando en retomar nuestros gobiernos para que realmente sean de la gente, para la gente.
Todo este trabajo es criticamente importante. Pero las cosas van a empezarse a mover cuando veamos realmente las conexiones, cuando veamos el cuadro grande. Cuando al gente de esta sociedad global se una podremos reclamar y transformar este sistema lineal en algo nuevo. Un sistema que no desperdicie recursos, ni gente. Porque lo que realmente necesitamos tirar es esta mentalidad de la vieja escuela, de todo a la basura.
"Hay una nueva escuela de pensamiento que se basa en la sustentabilidad, la equidad, química limpia, cero desechos, producción cerrada, energía renovable, economías locales vivas"      
                                            "Ya está pasando. Hay gente que dice que es poco real, idealista, que no puede pasar. Pero yo les digo que los que son poco realistas son los que quieren continuar en la vieja escuela. Recordad, esa vieja forma no surgió sola, no es una ley como la gravedad, con la que tenemos que vivir irremediablemente. La gente lo creo y somos gente también. Así que, vamonos a crear algo nuevo"
Recomiendo esta página donde se realiza un análisis del documental: http://www.readyfortomorrow.com/la-historia-de-las-cosas/
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Esta entrada fue publicada en Crítica. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La historia de las cosas

  1. beatriz dijo:

    ¿por que nos costara tanto los cambios?¿por que nos daran tanto miedo, aunque sepamos que son cambios para mejor? ¿como es que los gobiernos se especializaron tanto en hacer que No pensemos en lugar de preocuparse por le bien de todos? .
     
    Claro, conciso, directo…un video muy bueno, aunque  como los locos mas cuerdo, da miedo porque es demasiado cierto y la verdad intimida cuando estas acostumbrado a vivir en un mundo gobernado por mentiras.
     
    Hace tiempo que me uní ha esta lucha y segire luchando con todas acciones que esten en mi mano, porque creo que otro mundo es posible.

  2. Juliana dijo:

    Bueno el video dice tantas cosas que ql final nos olvidamos de todo y volvemos a hacer lo mismo que haciamos antes de ver el video.Entonces la gracia del video es que siempre lo pongamos en practica en cualquier situacion!!Gracias por ver el video

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s