Farmaceúticas y cáncer

Buscando información para un trabajo sobre remedios para el cáncer, he encontrado un documento la mar de interesante. Desde hace años intento difundir información sobre el peligro de las terapias defendidas por la medicina oficial, como son la quimioterapia y radioterapia, sobre todo la primera. Pues aunque sigo opinando que el cáncer la especie humana se lo merece, encuentro injusto que unos pocos se ennriquezcan a su costa, y más aún si existen remedios que ya conocían los egipcios o algunas culturas en lugares lejanos de Asia. Estoy hablando de las semillas de los árboles del género Prunus sp. (no parecera relevante, tales como la almendra amarga, el albaricoque, la ciruela, la cereza, o de árboles de otros géneros como el manzano. El ser huamano ha creado en su derredor miles de sustancias cancerígenas, alienas, que confunden a las células del cuerpo y las llevan al descontrol, perdiendo toda capacidad de regulación y de interacción con las células vecinas. Ahora, a parte de ser tan temida como el sida es un negocio que mueve millones de euros. Más de una vez he leido que los mismos fabricantes de sustancias cancerígenas en empresas privadas son los investigadores de remedios para el cáncer, así como quienes obviamente comercian con estos (Bayer, Novartis, Monsanto… mirar als marcas de vuestros medicamentos). Mira tú, como el que diseño las bombas antipersona, fue tan sagaz que es a la vez el único que sabe como desactivarlas. No me extiendo más, aquí el documento. Reconozco que en al aprte final se le va un poco la cabeza, pero no es para menos. Recomiendo leer la entrevista en esta página a Ghislaine Lanctot, expulsada del colegio de médico por su disposición a desvelar las verdades que oculta la medicina oficial: La mafia médica.
 

VITAMINA B17 (AMIGDALINA O LAETRILE) y ONCOVAC (MVA E2): CURAS DEL CÁNCER


VITAMINA B17 (AMIGDALINA O LAETRILE) y ONCOVAC (MVA E2): CURAS DEL CÁNCER

El cáncer no me asusta. Mi padre murió por su culpa y a mi madre le entra un temor supersticioso tan grande con el tema, que ni siquiera es capaz de decir la palabra cáncer aunque esté hablando de los nacidos a finales de junio y principios de julio. Pero a mí no me asusta. Conozco algunas de sus curas y la mayor parte de sus causas, además como prefiero tomar medidas preventivas para evitarlo, sé que gozo de un margen de seguridad mayor que el de aquellos que lo ignoran todo de él.
Se piensa que cuando alguien contrae esta enfermedad sólo tiene tres opciones para sanar: la radioterapia, la cirugía o la quimioterapia. El sentido común que obsequia la experiencia nos dice que con esas curas la supervivencia queda muy restringida, por lo tanto creemos, gracias a los malos resultados de la medicina moderna, que un diagnóstico de cáncer es casi automáticamente una sentencia de muerte, como en el caso del sida; en ambas enfermedades este postulado es falso: la cura y prevención reales sí existen, pero pocos médicos y pacientes se han percatado del engaño en el que nos mantiene la industria que produce y explota a los enfermos. Por dar unos ejemplos de esa farsa en la que los medios y los doctores nos tienen metidos citaré algunos casos verdaderamente reveladores del grado de podredumbre moral de aquellos que tienen los hilos del poder en sus manos…

En la Universidad Nacional Autónoma de México el Ingeniero Rosales Ledesma logró inventar una vacuna que cura a los aquejados con un virus particularmente oncogénico, es decir, productor de cáncer. La bautizó con los nombres Oncovac y MVA E2.
En algún momento nada lejano aquellos que sí se informan estuvieron esperando su salida al mercado farmacéutico nacional o su incorporación al cuadro básico de medicamentos del sector salud pues ya había cumplido con todos los requisitos científicos para considerarla segura y efectiva. Con gran sorpresa de parte nuestra, los medios dejaron de hablar de esta maravilla de la ciencia mexicana dándole promoción en cambio a otra vacuna: Gardasil, hija a su vez no de una universidad estatal que recibe fondos públicos, sino de una trasnacional farmacéutica voraz y maquiavélica. Gardasil no sólo es incapaz de curar el cáncer “in situ”, las lesiones precancerosas y las infecciones de papiloma (lo cual sí consigue Oncovac), sino que además es altamente iatrogénica, es decir, capaz de producir daños en quien recibe la vacunación. ¿Cómo sucedió este desplazamiento desleal de un producto universitario que el erario pagó -altamente efectivo-, por otro que sólo previene algunas cepas del virus durante poco tiempo y conllevando reacciones secundarias que pueden ir desde las graves hasta las mortales pasando por las discapacitantes, y además excesivamente caro (más de trescientos dolares por persona)? Se lo debemos a los intereses comerciales de los laboratorios trasnacionales que la fabrican, capaces de comprar con bastante dinero a los responsables directos de las políticas de salud pública de cualquier país, lo cual de hecho ya consiguieron en España, por citar un caso cercano. Recordando solamente dos características de la iatrogenicidad de Gardasil quiero destacar que ya ha producido decesos entre sus inoculadas; esas bajas silenciosas permanecen a la sombra de la promoción multimillonaria que le han hecho en todos los medios. También alcanza su amenaza al futuro lejano de quienes decidieron participar en este peligroso experimento: el aluminio añadido al fármaco para preservarlo en la solución inyectable produce a la larga Alzheimer, una enfermedad deteriorante, progresiva, mortal y espantosa. ¿Se le advierte de estos riesgos al público cuando hablan de sus supuestas bondades los publicistas que pasan por ser reporteros científicos imparciales e informados?
Los mexicanos contribuimos con nuestros impuestos al presupuesto que usaron el ingeniero Ricardo Rosales Ledesma y la UNAM para llevar a cabo la investigación que culminó en este revolucionario invento: la vacuna mexicana Oncovac (mva e2); pagamos también el monto que la secretaría de salubridad y asistencia dedicó para que el protocolo científico que probaría su efectividad e inocuidad tuviera buen término. Y aquí seguimos, como si nada impresionante hubiera pasado para la salud de millones, con diputados en la mal llamada honorable cámara haciendo mil maromas verbales para promover Gardasil a costa del Estado, es decir de nosotros; quieren esos divinos señores y señoras de las curules que se deroguen miles de millones de pesos para vacunar masivamente a niñas inocentes en una campaña supuestamente preventiva mientras diariamente mueren en la República mujeres víctimas del cáncer cervicouterino que un fármaco mexicano gratuito es capaz de curar.
¿Saben dónde está el ingeniero en estos momentos?, en otro país curando extranjeros: en Venezuela vacunando venezolanas.
¿Saben qué le ocurrió al laboratorio de este hombre en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, orgullo de México y del mundo? Un día llegó el Ingeniero Rosales a su cubículo para llevarse la sorpresa de que las altas autoridades de la UNAM habían decidido desmontarlo, sacar todos sus instrumentos a la calle y clausurarlo. Por fortuna no lo mataron, como les sucedió a los personajes de la película “El jardinero fiel” que decidieron denunciar las atrocidades de los laboratorios farmacéuticos en África.

Mientras llega la verdad al puesto que merece, mientras conseguimos suficiente dinero los aquejados por el virus o el cáncer para irnos a curar al extranjero con un invento nacional, mientras llega esta noticia a los encargados de otorgar el Nobel de Medicina al ingeniero, te propongo conocer una cura del cáncer que todavía está a la mano, y que todos podemos comprar en el mercado sobre ruedas o en los mercados tradicionales de las colonias que se han salvado de los demoníacos gual marts: la vitamina B 17.

-Lamento informarle que tiene cáncer en el pulmón, el intestino grueso y el estómago.
-¡Dios mío!, ¿y qué hago doctor?
-Váyase ahora mismo a comprar manzanas, ciruelas, uvas, duraznos, albaricoques, almendras amargas, chabacanos, melocotones y cerezas, que se me va a poner a fabricar su medicina para curarse. Yo le enseñaré cómo.

Increíble anécdota, pero tan cierta como que éste fue el caso del doctor Han Dong Kyu, aquejado de todos esos cánceres, y curado gracias a las propiedades anticancerosas de la vitamina B 17, presente en las semillas de todas esas frutas, sabrosas y benditas. ¿Cómo fue posible una sanación que cualquier doctor incrédulo y poco avezado en las propiedades terapéuticas de los alimentos calificaría de milagrosa, casual o excepcional?
La célula normal tiene dos enzimas cumpliendo puntualmente una dupla misteriosa de procesos bioquímicos: la primera, la β-glucosidasa, desarma la molécula de la vitamina B 17 en sus componentes, entre los que se encuentran el benzaldehido y el cianuro; la segunda, la rodanasa, es el antídoto celular al venenoso cianuro. Casualmente la enzima que neutraliza a tan potente químico sólo se encuentra en las células sanas. En las cancerosas no existe nada que pare la destructora acción del cianuro liberado en la reacción protagonizada por la β-glucosidasa y la B 17, así que les sobreviene sin remedio una destrucción masiva: el cianuro les roba el oxígeno matándolas de anoxia, se produce lisis celular absorbiéndose los residuos resultantes y eliminando de esta forma lo que quedó del cáncer ahogado. Simple como preparar un café soluble. Nada de cañones metastásicos de rayos gamma, de afiladísimas navajas tajando al cuerpo y mutilándolo irremediablemente, o de químicos que matan por igual a las células sanas y a las enfermas. Será que dios tiene ojo clínico. Sabe discriminar entre la malignidad de una célula tumoral que ha perdido la apoptosis, y la bondad de otra que no pervirtió sus fines optando con la eternidad falsa de la reproducción desenfrenada y desordenada del cáncer, símil perfecto del individuo moderno.
De esta forma, con el regreso a técnicas tradicionales, fue como el doctor Han Dong Kyu consiguió curarse él mismo y curar a su vez a los pacientes que llegaron a su consultorio desahuciados por los representantes de una ciencia médica inútil y soberbia. Es verdaderamente una lástima que el ministerio médico de su país haya decidido perseguirlo penalmente por usar terapias no convencionales hasta conseguir retirarle la licencia médica y encarcelarlo por el delito gravísimo de curar a sus enfermos terminales.
Si quieres conseguir ésta vitamina para prevenir o curar, no oses ir a Wall-mart, porque al partir los huesitos de durazno en pos de la almendrita sabrosa que supuestamente te espera adentro, has de llevarte una desagradable sorpresa: no hay tal, te la hurtaron. En lugar de una píldora diseñada ex profeso por el médico de cuerpos y almas que nos rige, y empaquetada impecablemente en un envase ecológico, encontrarás un gel infecto y transparente, cortesía de los ingenieros genéticos que se prostituyen a la industria “alimentaria” yankee. Se llama “semilla terminator”. La fabricaron mezclando porciones de la cadena de ADN de algunos insectos con la de la semilla, y las pudieron meter en su cromosoma utilizando virus que también alteraron genéticamente para infectarla con la nueva orden de producir frutos estériles que no sólo fueran incapaces de dar pie a que de sus semillas nacieran otros ejemplares de durazno, sino que de paso también carecieran de esa vitamina que puede significarnos la diferencia entre seguir sanos o enfermarnos irremediablemente. Y sí, hombre, ¡no nos quieren!
¿Quieres colaborar con una industria que produce enfermos, que los mantiene así, que vive a sus expensas y que termina por matarlos?, sigue comprándole a los mercaderes del mal: asegúrales un presupuesto para seguir con su proyecto tanático. Pero por favor no olvides, antes de proseguir con esta decisión, ver detenidamente las caras y cuerpos macilentos y tristes de los enfermos que nos han hecho creer que no tienen cura; si después de verles la muerte en la mirada decides comprar un durazno transgénico, págalo en efectivo con tu cáncer: la comida transgénica te lo producirá.

Visita este hipervínculo para saber de Han Dong Kyu: http://www.eraseunavez.org/detalle_obra.php?id=12

Los nuevos jinetes del Apocalipsis

Dr Han Dong Kyu

Sinopsis

«Estamos viviendo épocas de competencia. Hemos de adelantar a otros países en el campo de la medicina alternativa explotando nuestra medicina poderosa.» Con esta idea el Dr. Han Dong Kyu nos muestra en este libro los excelentes resultados de sus investigaciones en el campo de la medicina natural. En sus páginas el lector encontrará testimonios y pruebas gráficas sorprendentes de un tratamiento que ha llevado a su máximo impulsor a afirmar: “HE CONQUISTADO EL CÁNCER, EL SIDA Y LA DROGADICCIÓN”

Biografía

1936 Nace en Corea del Sur.
1954 Finaliza los estudios de medicina oriental.
1976 Es contratado como médico particular del presidente de Panamá, señor Lakas.
1978 Trabaja en el Instituto del Cáncer de Asunción (Paraguay).
1979 Se translada a Madrid para trabajar en el Instituto de Acupuntura y Medicina Tradicional China.
1981 Publica el libro Tratamiento de acupuntura.
1982 Publica el libro Tratamiento del cáncer con medicina matural.
1984 El libro Tratamiento del cáncer con medicina natural es traducido al español.
1989 Publica en Corea un libro sobre el comunismo, La carta al presidente de Corea del Norte y de Corea del Sur.
1990 Publica en España un libro sobre 4 tipos de acupuntura. Acupuntura del cuerpo, mano oreja y 5 elementos.
1991 Publica en Corea un libro sobre religión, El Dios Jehová que he visto en situación de verdad.
1997 Se publica en España Tratamiento revolucionario contra el cáncer con medicina natural.
1999 Se publica en Corea ¡Señor presidente! He conquistado el cáncer.
2001 Se publica en España el primer libro de Las vidas, enseñanzas y excelentes obras del señor Buda y sus alumnos.
2003 Se publica en España el segundo libro de Las vidas, enseñanzas y excelentes obras del señor Buda y sus alumnos. Actualmente es el presidente de la Asociación Española de Medicina Natural contra el Cáncer, SIDA y Drogadicción.
 
"Existe en los Himalayas un pueblo llamado Hunza cuyos habitantes conocen el secreto de la B17, pero ni si quiera saben que existe. Los hunzakutas tampoco conocen el cáncer, y esto se debe a que ingieren grandes cantidades diarias de frutas con semillas incluidas. Esta es la mejor prueba que el cianuro contenido en ellas no es venenoso, de lo contrario no conoceríamos al pueblo de Hunza."
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Farmaceúticas y cáncer

  1. Train dijo:

    Bueno, las farmacéuticas dan asco pero sinceramente, si mañana te diagnosticaran cáncer (toco la madera de mi mesa) ¿te tratarías con semillas? Si a mí me ocurriera las combinaría con la quimio, sólo me atrevo a tratarme de forma natural las cosas que no son graves.Se ha hablado del aloe vera, del jarabe de María Treben y otras muchas cosas, pero no creo que no se conozcan más por algún interés, existen grupos de investigación financiados por entidades sin ánimo de lucro, universidades públicas…y ya lo explicaste la otra vez, los muy desgraciados de esas marcas cuando inventan una vacuna se forran con las patentes así que les saldría más rentable si pudieran vacunar a tooodo el mundo sano que tratar a unos pocos enfermos (crucemos los dedos para que no inventen algún tipo de exclusividad sobre esa fruta). ¡Saludos!

  2. beatriz dijo:

    ¿sabes la receta exactamente de lo de las semillas?, mi hamster ruso tiene un tumor😦

  3. María José dijo:

    Seguro que nos podríamos ahorrar todo el miedo al cáncer y las vacunas alimentándonos correctamente, no sólo con lo de las semillas de fruta, si no en general. A saber cuántas enfermedades habremos "inventado" con nuestro extraño modo de vida.

  4. Helena dijo:

    Train no termino de estar de acuerdo contigo, si tuviera cáncer preferiría no tratarme con quimio, buscaría alternativas. Es imposible comerciar y enriquecerse con estas ´semillas pues están en la propia naturaleza, siendo lo importante conocer las dosis adecuadas. No interesa crear fármacos que estén a disposición del público en general, es mejor que solo sean para los que tienen poder monetario, porque sino llevan años luchando contra los genéricos para el sida en países donde la población apenas tiene para comer? ¿Por que se investiga ante todo para enfermedades que afectan a una parte pequeña de la humanidad, por los abusos que realiza con la comida? ¿Para que pueda vivir los años que desee?… La quimioterapia mismamente es un tratamiento carísimo, las farmacéuticas están desesperdas evitando a toda costa que surjan alternativas que les dejen sin su gran negocio. Incluso una profesora que conozco, muy interesada por el tema del cáncer, no le despierta simpatía la quimioterapia, no le parece la solución. Los siento, desconfío demasiado. Beatriz te puedo recomendar semilla de albaricoque, sin embargo lo más importante al ser un animal tan pequeño es darle una dosis muy baja. Mariajose completamente de acuerdo contigo, lo primero es alimentarse bien, evitar alimentos con plaguicidas, no tomar más allá de la grasa que pida tu cuerpo, evitar azucares refinados y esa larga lista de alimentos prefabricados que nos venden como son los refrescos y patatillas. Nada como un buen zumo de frutas de temporada y una comida tradicional. Saludos!

  5. Helena dijo:

    Mariajose sobre lo que comentas es bastante recomendable esta página: http://www.herbogeminis.com/cancer.html . Muestra una clara relación entre la dieta y la salud. Feliz Yule!

  6. beatriz dijo:

    Gracias, y felices fiestas!!

  7. Uturunka dijo:

    Hola Helena, te deseo un feliz 2009 así un poco de pasada pues he pillado un enfriamiento horroroso. Te cuento que sólo hace 9 meses que resido habitualmente en Eivissa pues pasé la mayor parte de mi vida en Madrid y ha sido un cambio bastante radical pues el paisaje, el clima y la manera de vivir son muy distintos. Ciertamente y aunque no entiendo demasiado sobre temas de geofísica, percibo algo peculiar cuando estoy en la isla… Lo de Abraxas no viene particularmente por el libro de Hesse, que me impresionó mucho la primera vez que lo leí, hace mucho tiempo, sino porque así denominé mi red inalámbrica, me pareció un nombre sonoro, corto, inconfundible y así llamé al blog y quedó como mi nick. Me gusta porque abarca los dos polos opuestos y los matices que hay entre ellos… Bueno, ya comentaré sobre tu entrada, que me vuelvo a la cama. Un abrazo, Helena.

  8. vivelojuan dijo:

    Hola, enhorabuena por tu artículo, yo creo en el sistema de curación del Dr. Han ya que le conozco personalmente y me ha tratado varias enfermedades con éxito, ( primero me trató una sinusitis crónica que no he vuelto a tener, también un reumatismo microbiano que me curó en sólo dos sesiones con moxa…). Aparte de ser una persona entrañable que transmite la paz interior que el lleva consigo, su humildad hizo que gracias a él aprendiera a curarme muchas enfermedades yo sólo, y también a curar a otras personas y animales ( mi perra tuvo un cáncer de mama y se lo curé usando sus técnicas, con vitamina B12 y moxa ).
    Le conocí en el año ochentaypico, por casualidad. Iba por la Calle del Carmen de Madrid pensando en mi cuñada que estaba ingresada en el hospital por un cáncer de estómago, con 34 años y embarazada de 4 meses, cuando ví su propaganda en el suelo decía “Curo el cáncer, si no lo curo no cobro”, y como estaba cerca de la consulta subí y hable por primera vez con él. Me enseñó algo que me sorprendió, eran unos armarios repletos de botes con tumores ya extraídos, los tumores parecían arañas, pues salían las ramificaciones de ellos. El caso que me convenció y hable con mi cuñado y mis suegros de él, pero al estar ingresada en el hospital, me dijeron que no la iban a sacar. Entonces decidí hablar con el médico que la estaba tratando y me dijo: “Imagínate que tu cuñada va andando por la calle y le cae una teja, pues eso es lo que le ha pasado a ella “. Entonces yo le dije que había conocido a un Dr. que podía hacer algo por ella, y me dijo que si quería verla sería sacándola a la calle. Mi cuñado no quiso al final y ella murió embarazada de 6 meses, con metástasis en los huesos y grandes dolores que la morfina intentaba aliviar.

  9. helenamazigh dijo:

    Muy interesante lo que cuentas. Eso no hace más que reafirmarme en mi idea de que si un día padezco cáncer buscaré tratamientos alternativos. ¿Este hombre sigue viviendo en Madrid?

    • vivelojuan dijo:

      Hola, perdón por la tardanza en responder, actualmente vive en Madrid, pero se marcha a Pekín en Enero a dar clases a los médicos chinos, puesto que ya está jubilado, aunque su mujer Lidya Kong seguirá atendiendo en la consulta de la calle Arenal, 21 3º. izda, de Madrid, su teléfono es 91 547 03 66 y el de su casa 91 641 02 75. Yo actualmente estoy aprendiendo de ellos las técnicas para curar el cáncer porque veo que al final terminarán marchándose, porque aquí en España no le han hecho caso las autoridades (Mariano Barbacid, entre ellos), después de Pekín se irá a Dubai, donde ha sido invitado por el príncipe para impartir sus conocimientos. Creo que se deben difundir sus conocimientos a nivel mundial para combatir la enfermedad, pero es bastante complicado en una sociedad como la actual. Sobre la quimioterapia hay un libro editado en 2011, por un equipo de médicos, se titula “Victoria sobre el cáncer”, y habla de la curación a través de los micronutrientes (aminoácidos esenciales, vitaminas). Ah!, cometí un error en el comentario anterior, Han Dong cura con la mal llamada vitamina B-17 (Amigdalin o Laetrile) inyectándola directamente sobre los tumores y también ingerida, aparte de medicinas naturales que el ha ido descubriendo a lo largo de todos estos años, para extraer los tumores utiliza la Moxibustión (calor), para aumentar las defensas la Acupuntura 5 elementos. Salud. Juan .

  10. Eva Maria dijo:

    Mi madre fue diagnosticada de un cáncer de hígado con metástasis en pulmón el viernes pasado. E día 21 empieza con la quimioterapia. Me gustaría que a través de mi correo poder hablar con el doctor sobre el caso de mi madre. Gracias

  11. Juan R. dijo:

    Han dong kyu, gahb y muchos otros quienes han promovidos los empleos de la vitamina b17, etc., para las curas del cáncer incluidos terminales. Gahb incluso por décadas ha facilitados detalles de diversas terapias para el rejuvenecimiento y dotación de juventud eterna y por multiactivación celular, temperatura, proteinas regeneradoras rge en la vejia del cerdo, etc., y numerosas genéticas y ampliamente difundidas por los buscadores, redes sociales, etc., en la internet y pueden consultar los sitios rejuvemultiactivac, rejuvetemperatura, proteina rge cerdo, rejuvehormonal, permanecer jóvenes por la eternidad, etc.

  12. Juan R. dijo:

    Gahb sanó en cuestión de dias a enfermos de cáncer y hasta terminales y desahuciados por los oncólogos recomendandole tomar uvas licuadas (batidas en una licuadora). En los extractos-informes mit gahb detalla curas del cáncer por la temperatura, electroterapia, etc., y técnicas genéticas y convencionales. Médicos ortodoxos quienes no aceptan a la medicina natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s