El derecho a abortar

Creo que ya es hora de hacer caer un mito, retirar un vendaje que sólo produce ceguedad y enturbia la sobreprotegida moralidad de no precisamente unos pocos. Es un tema que como mujer me afecta y me gustaría que algún día si me encontrara en tan incómoda circunstancia, viviese en el país que viviese y tuviera la situación que tuviera, fuera libre de hacer con mi cuerpo lo que deseara, con todo el derecho que como todo ser humano tiene sobre el suyo propio. Se nos ha hecho creer a través de nuestra educación y de una manera diría que fragmentada, o falta de claridad, que el aborto es una oportunidad que se presenta a las mujeres desde épocas recientes, y que en otras épocas era algo impensable, considerándose el asesinato de un alma acabada de llegar a la que se le robaba el derecho a vivir (…). Detengámonos allí y pensemos una cosa que más de una vez se obvia, eludiéndose que las culturas se han ido sucediendo y casi nunca ha habido un progreso, sino más bien fluctuaciones o ciclos. Respecto este tema la legalidad en el entorno social está claro que no ha sido siempre la misma. Quizá tal acto se hiciera de una manera encubierta, sin llegarse a considerar un delito. Si por ejemplo nos remontamos a épocas verdaderamente ancestrales, se sabe del conocimiento profundo que tenían de plantas medicinales, muchas de ellas  tóxicas en grandes dosis y suficientemente potentes para dilatar la musculatura y provocar el aborto. Otras sobre todo si no se sabía el tiempo de embarazo, capaces de producir la muerte de la propia madre. Sabían que eran abortivas, por lo tanto no era accidentalmente que las emplearan. No fue con el invento del condón que apareció el primero método para librarse de embarazos no deseados. Era un sistema la mar de eficaz para evitar la sobrepoblación y con ello las guerras por falta de recursos.

El problema apareció con aquellas primeras religiones que renegaban del aborto en cualquier etapa del embarazo, que en lugar de atender a la razón decidieron atender, parece que exclusivamente, a unas normas morales asociadas al creced y multiplicaos, expandiendo así la creencia de un dios lejano y frecuentemente vengativo. Me estoy refiriendo obviamente a las tres religiones semíticas. Si nos remontamos a culturas admiradas como son la egipcia y La India, al menos en algunas de sus etapas, puesto que duraron miles de años, ellas pese tener también sus creencias y dioses sí admitían el aborto. Los egipcios ya conocían la planificación familiar y los pocos textos recuperados incluyen una medicina nada deleznable, entre cuyas recetas se incluía medidas anticonceptivas. Siempre es mejor prevenir que curar. Los indos o hindúes no satisfechos con sus conocimientos y saber general especificaban incluso hasta que semana la persona podía provocar la muerte prematura del feto, recurriendo por sorprendente que resulte a las ideas del alma y la reencarnación. Para ellos hasta el tercer mes el feto no era todavía humano, sólo un ser en potencia, como una semilla cuya conexión con la madre no estaba bien establecida. No entraré en le debate de lo que se hace actualmente de decidirlo en función del sexo del bebé, las ecografías si que son de ahora y antes hasta que naciera no había modo de saber si era niño o niña, el aborto selectivo era impensable. Tampoco hemos de olvidar que no por toda la India hay esa desigualdad y esa preferencia porque el niño sea de sexo masculino. El machismo me repugna, hombre y mujeres no seremos iguales, pero tendríamos que tener los mismos derechos.

Es la religión cristiana en todas sus vertientes la que más ha renegado de tal acto, y siempre lo ha considerado un crimen, sea cual sea la circunstancia de la madre. Da igual que la mujer haya sido violada, que sus condiciones económicas le impidan aumentar la familia, que quizá no pueda responsabilizarse por ser ella todavía una niña. Parece que la religión cristiana sólo comprende como manera de regular la población la guerra. Es suficiente con pensar en que no hay continente como el europeo donde se hayan desarrollado mejor las actividades bélicas y expansionistas. En eso al menos nos llevamos la medalla. Donde sino empezó el asesinato no selectivo y las guerras en las que sucumbía más población civil que militar. Nada, parece ser que es mejor matar al ser que ya ha nacido y que sufrirá y causará verdadero dolor su muerte, que aquel no nato cuyas oportunidades antes de nacer le condenaban a la desdicha.

No me extiendo, preferiría que hubiera un diálogo. Comprendo que por la educación de muchos les cueste entender la postura de los que lo vemos como natural. Es normal que haya esa falta de entendimiento, supongo que porque en él confluyen aspectos personales y sociales, religiosos y éticos. La ciencia considera que entre el segundo y el tercer mes la mujer es plenamente libre de abortar, pues su vida no corre peligro y el feto se halla aun poco formado. La ontogenia resume la filogenia y podría decirse que semejamos más un anfibio que un humano, con un tamaño tan exiguo que muchas veces no es ni perceptible el embarazo.

Recurramos a la naturaleza para responder a esta cuestión, es sabido por descubrimientos recientes que las hembras de algunas especies de mamíferos pueden inducir el aborto en etapas tempranas, reabsorbiendo el feto. Eso sin referirme a los abortos naturales por malformaciones o alteraciones cromosómicas. En mamíferos jerárquicos y sociales, como son la mayoría, si un macho alfa es sustituido (dicho finamente) las hembras embarazadas frecuentemente reabsorben los fetos, evitando de este modo que el nuevo líder se encargue de matar a las crías por no ser éstas suyas. No sé sabe del todo como es el mecanismo, parece que hormonal, consecuencia de la sabiduría del cuerpo tras millones de años de evolución. Consideran entonces también un crimen un suceso tan natural. Yo al menos no me atrevería a juzgar a la naturaleza, al igual que me parece injusto juzgar a una madre y sus circunstancias. Bastante duro será para ella renunciar a esa vida, y no en pocas ocasiones traumático, para que encima la sociedad la culpabilice y denigre.

 

Son muy interesantes estas páginas sobre el tema: http://enciclopedia.us.es/index.php/Aborto y http://www.ejes.com.mx/2007/Septiembre07/abortocomo.htm . Se puede apreciar mucho si pero no, más ambigüedad que una respuesta clara por diversos motivos, entre ellos la doble moral.

Salud!

Esta entrada fue publicada en Pensamientos. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a El derecho a abortar

  1. beatriz dijo:

    Yo creo que en esta vida deberiamos tener todo el rato la capacidad de elegir: de legir la vida, pero tambien de elegir la muerte, porque aveces la muerte traer esperanzas, nueva vida, alivio: es el caso de aborto, de la eutanasia y aveces del suicidio.EL aborto cuando va ha ser un perjuicio para la madre, porque no puede hacerse cargo, porque no esta preparada, porque ha sido violación, por lo que sea…solo ella puede decidir, porque ella al final es la que da la vida con su cuerpo y la que se tiene que sacrificar por el nuevo ser ¿que tiene un hombre que opinar del aborto? es una ley de mujeres que debería ser hecha por mujeres.Respecto a la eutanasia y el suicidio ¿quienes somos los demas para oligar a vivir a alguien que no quiere? ¿esa vida es nuestra? ¿nos pertenece? ¿entonces con que derecho opinamos y decidimos sobre la tortuta infinita que una enfermedad causa a alguien?¿no esta el mundo mejor y mas tranquilo si los maltratadores y asesinos se suicidan?

  2. María José dijo:

    Exacto. Qué manía tiene la Iglesia católica de condenar el aborto, la eutanasia y el suicidio, ¡si en un su propio catecismo se aprueba la pena de muerte!La gente tiene la mala costumbre de repetir como loros el "derecho inviolable a la vida" como excusa para condenar el aborto. Pero mi sincera opinión es que es mejor morir que vivir y ser un desgraciado, especialmente si son circunstancias ajenas a ti las que te han empujado a ello. Si ellos prefieren que un niño crezca con una madre adolescente, fumadora y con brotes alcohólicos y un padre inestable y violento (caso real que he conocido) a un aborto rápido, por aquello del "derecho a la vida" y el "derecho a un padre y una madre", que asuman la responsabilidad de haber condenado a esa vida inocente a un infierno.Yo prefiero que me llamen asesina e inmoral a cargar el resto de mi vida con la responsabilidad de haber destrozado la vida de mi hijo.

  3. Train dijo:

    Poco debate vas a tener si estamos de acuerdo contigo. Lo único que me parece mal es quienes mezclan "libertad con libertinaje", como es obvio, y eso se previene con educación sexual (a mí no me la dieron en el colegio).

  4. Helena dijo:

    Sí Train, estoy contigo, confiaba más en que entrara alguien que sí se mostrara en contra, de esos que no frecuentan este espacio. Igualmente siempre son interesantes las aportaciones. Beatriz totalmente de acuerdo contigo, tomar ese tipo de decisiones tendría que estar siempre en nuestro poder, quién mejor lo sabrá que nosotros mismos. También defiendo la eutanasia, que sentido tiene alargar el sufrimiento de una persona muerta en vida. Mariajose parece que la iglesia católica tiene esa imperiosa necesidad de meterse en la vida privada de cada uno y juzgar la moralidad de las actos de las ovejas del rebaño. Ahora, los pobres, se ven cada vez más limitados, para alegría nuestra. Me duele pensar que en países con este tipo de ideas, como por ejemplo Argentina, una mujer violada acabe en la cárcel por ley por abortar, mientras que el violador no sufre condena alguna.Train no pretendía defender tampoco la libertad sexual total, considero como tú que se hace necesaria una cierta educación, la sociedad ha ido de un extremo a otro, como en un péndulo. Considero ambas cosas como enfermizas, tanto la abstinencia total como el verlo como el fundamento de la propia vida. Es cierto que son ante todo adolescentes, siendo normal ya que se están descubriendo y les es algo nuevo. No sé si me he explicado.

  5. Schtroumpf Grognon dijo:

    Pues sí, ha tenido un paso tranquilito este tema. El día que me puse a hablar del aborto en mi blog…bueno, creo que es el hilo que más comentarios ha tenido.Maria José, no se trata de defender "el derecho a la vida", sino el derecho a la vida humana. ¿Es el feto un ser humano? ¿Lo es un embrión? ¿Lo es un zigoto? ¿Lo es un gameto? Ahí está la cuestión: hemos de definir ser humano. Y entonces, ver si un feto, un embrión, un zigoto o un gameto cumplen la definición.Si la cumplen, eliminarlos será un crimen. Si no la cumplen, es decir, si no son seres humanos, no. Es así de sencillo y, al final, todo se reduce a eso.Yo propuse, cuando hablé del tema, mi definición: Cogito ergo sum.La RAE propone una pareja:Ser animado racional.Véase si un feto, embrión, zigoto o gameto es capaz de los procesos cognoscitivos propios de nuestra especie. Si posee conocimiento, voluntad y consciencia de su existencia.¿No verdad? Pues eso, un feto tiene vida (también una ameba, un helecho o un elefante, también cualquier célula de nuestra epidermis e incluso el virus de la gripe), pero aún no es un ser humano. Lo será, si el embarazo sigue adelante sin contratiempos, pero aún no lo es. Igual que una semilla no es un árbol, ni un árbol una puerta.Una semilla es un árbol en potencia, pero esa potencia no está actualizada. Doctrina tomista, curiosamente la que se supone debieran conocer los curitas meapilas, pues es la base filosófica del pensamiento cristiano.

  6. Jose dijo:

    Hola!!! La verdad es que leí hace días esta entrada, pero no me animé a escribir sobre ella, por que me parece un tema especialmente delicado. Más que nada porque hay muchos elementos que desconocemos y no es algo trivial. Para mí, a diferencia de la eutanasia, quien decide no es el único "ente" que recibe las consecuencias finales de esa decisión, con lo que el tema se complica aún más….. El primer problema es el que apuntáis ¿En qué momento se puede decir que "la nueva entidad", por llamarle de algún modo, es un ser humano, un ser vivo o lo que sea para considerar que es matar acabar con él? Otro tema a tener en cuenta es que, en el caso de que vaya a ser una persona sana y no vaya a poner en peligro la vida de su madre, por el hecho de que no pueda ser educado en condiciones por la misma, no significa que la única opción sea acabar con él….. hay muchas personas que desean tener hijos, lo acogerían con muchísima alegría y le podrían dar una oportunidad para tener buena vida… por supuesto el hecho de saber que hay por ahí un hijo tuyo genera una serie de sentimientos muy complejos.. ¿Pero son más importantes esos sentimientos que la vida de una persona? El tema no creo que sea náda fácil, sus implicaciones creo que son tantas, tan complejas y con importantes puntos oscuros que ignoramos que no puedo más que exponerlas sin atreverme a inclinarme alegremente hacia un lado u otro, aunque abortando creo que se corre más riesgo de errar (salvo casos muy claros por enfermedad) por que no sabemos con qué/quién estamos acabando. Lo único que veo claro es que, como siempre, la iglesia católica se dedica a predicar con sus dogmas sin hacer ninguna argumentación consistente que dé respuesta a las preguntas que preocupan a la gente, ni tampoco parece que ofrezca ninguna ayuda tangible a quien se encuentre en una situación así. Para más Inri, en algunas ocasiones "prácticas" algunos integrantes de la iglesia no han dado muy buen ejemplo en este aspecto, así que yo no les prestaría demasiada atención…….En fin que sobretodo a las mujeres os ha tocado una tarea difícil con este tema, no porque los hombres no tengamos nada que ver, sino porque sois las que cargáis con el problema queráis o no y los hombres aunque nos impliquemos mucho nunca nos podrá afectar de un modo tan directo……Lo siento pero no puedo aportar más luz a este tema……Abrazotes!!Jose.

  7. Schtroumpf Grognon dijo:

    "El primer problema es el que apuntáis ¿En qué momento se puede decir que "la nueva entidad", por llamarle de algún modo, es un ser humano, un ser vivo o lo que sea para considerar que es matar acabar con él?"No, lo que sea no. No es lo mismo. No es lo mismo pegar un tiro a una persona, que a un animal (y ya me estoy temiendo la respuesta de la jefa de este chiringo). ¡Por supuesto que un embrión está vivo! ¡Nadie duda que esté vivo! También están vivos los líquenes, y las algas verdiazuladas, y las bacterias de tu estómago.No es la cuestión que cuándo hay vida, sino cuándo hay vida racional. La capacidad de abstracción la recibimos en la pubertad, y el razonamiento lógico sobre el año y medio. Fíjate que nadie pretende que se asesine a un niño ya nacido. De hecho, normalmente el límite para la interrupción del embarazo (excepto por causas de salud para la madre, pues siempre es más importante una vida cierta) está, como muy tarde, en el momento en que el feto sería viable de forma extrauterina.Y eso que, en esa edad, las capacidades cognoscitivas e intelectivas del feto son muy inferiores a las de un mamífero adulto: sólo responde a estímulos muy básicos, pues su cerebro aún no está formado. Nada parecido a un pensamiento humano puede ser creado en unas sinapsis en formación.La mayoría de los abortos tienen lugar en las primeras semanas de embarazo. No estamos hablando de fetos, sino de zigotos (un conjunto de células indiferenciadas) y embriones. Un embrión sólo tiene un sistema neuronal incipiente, se está empezando a diferenciar las células de la médula espinal y el cerebro. Su capacidad intelectiva es absolutamente nula. No es capaz de percibir nada del exterior, y mucho menos de elaborar ninguna idea."no sabemos con qué/quién estamos acabando"Bueno, estudia un poco y lo sabrás. Estamos acabando con la vida de un embrión. Y por supuesto se sabe lo que es un embrión.Mira, un ejemplo. Acabo de comer, y para terminar, he tomado como postre "el turrón del el pobre": nueces con higos secos.He comido nueces, y he comido higos. No he comido un nogal, dentro de una higuera. ¿Pillas la diferencia? Una nuez, no es un nogal.Otra cosa que dices:"quien decide no es el único "ente" que recibe las consecuencias finales de esa decisión"No claro. Ni cuando te tomas un antibiótico. Ni cuando talas un árbol. Insisto, no se trata de ver si es un ser vivo. Sino de ver si ese ser vivo es un ser humano. No confundas. Sólo es un crimen matar a seres humanos. Iba a poner un ejemplo sobre la masturbación masculina, pero no quiero personalizar para que no te ofendas. Pero son millones de vidas las que son exterminadas…Hay que ser más rigurosos con el lenguaje, para no tender trampas dialécticas.Un saludo.

  8. Helena dijo:

    Mendiguiño (Jose Ernesto no me da la gana puesto que no es tu nombre) no puedo evitar ver también como un crimen matar a un árbol y cualquier animal, sea o no la especie humana. Es crimen cuando no está justificado y no se fundamenta en la necesidad de alimento, algo imprescindible para que continúe la vida. Sin emabargo un feto en formación no soy capaz de considerarlo como un verdadero ente viviente, o al menos mientras todavía no haya adquirido vida independiente. Es un parásito, que amarga la existencia d ela madre los 9 primeros meses y muy probablemente el resto de sus días. Ala ya he soltado mi modo de ver el asunto, XDD con mi falta de instinto maternal. Ejem, ahora ya hablaré en serio. José yo diría que superados los 5 primeros meses es poco cauto detener el embarazo, más todavía si se pudo haber hecho antes. Es arriesgado para la vida de la madre y un trauma muchas veces para ésta. Aun así todavía vive a expensas de la madre y hasta qe no se alcancen lso 7 primeros meses seguramente moriría si se diera un aborto natural. Yendo a otro tema relacionado con esto del aborto. Lo que nunca apoyaré salvo condiciones de enfermedad en la que el niño nunca se liberará de vivir conectado a máquinas es el aborto selectivo o eugenésico. Eso ya no puedo tolerarlo, pues entramos en temas de selección de raza que me producen verdadero asco y repulsa. Son métodos que apoyaban personajes como el primo de Darwin y él mismo. Allí es donde veo que se hace necesaria la bioética, como cuando se pretende clonar para que el hermano sirva para dar piezas de repuesto. Desprecio la experimentación con animales, aun más esto. Los genes influyen en el desarrollo de enfermedades pero el entorno y los esfuerzos de la propia persona son otro elemento clave. Si en verdad el feto fuera inviable la propia naturaleza se encargaría de eliminarlo. Comienza en cambio a ser una decisión difícil cuando son enfermedades claras hereditarias cuya expresión fenotípica va a suponer un continuo sufrimiento para el niño. Entonces comprendo que sí se opte por esos abortos. Sin embargo me preocupa que se lleve a extremos, cuando de genética aun nos queda mucho por descubrir. La eugenesia se olvida muchas veces, pero llego a aplicarse el siglo pasado en países como EEUU y algunos de europa, no sólo Hitler se dedico al exterminio de los que consideraba inferiores.Mendiguiño me hace gracia que tu mayor interés sea cuando entra la razón en funcionamiento. Es para ti el factor fundamental para saber cuando hablamos o no de un humano. Yo hago eso mismo a la hora de preferir o no a un animal, a la hora de valorarle como especie, y me empiezo a dar cuenta que es una manera de discriminar un tanto burda. No solo lso seres humanos hemos desarrollado la inteligencia, pero ésta no nos ha hecho mucho mejores como especie, pues mal empleada nos ha conducido a como estamos ahora. En este caso sin embargo, he de reconocer que es útil hasta cierto punto, sigo prefiriendo que sea en función de una existencia o no viable. Que no perciba nada del exterior lo pongo en plena duda, cada vez se descubren más casos de lo mucho que percibe el feto de aquello que le ocurre a la madre, y los efectos que tendrá en su vida adulta. Vale que son ante todo químicos, pero también del estado o bienestar de ésta. Obviamente esto es en etapas avanzadas, a medida que se desarrollan los sentidos con los que percibirá el mundo. El oído es el sentido que más se desarrolla y es por ello que los sonidos son los que más puede afectarle, reconoce la vos de su amdre y al distingue de otras. Se sabe que los sonidos que más nos relajan en al vida post-natal son aquellos que escuchabamos en nuestra vida intrauterina, como son el fluir del agua y del aire. No con esto digo que sea tan importante como un ser ya nacido, los derechos de existir del segundo son mayores.Insisto ¿Por que ha de ser sólo un crimen matar seres humanos? No lo entiendo, ni aun habiendo desaparecido mi misantropia alcanzo a comprenderlo. ¿Sólo porque así lo dicte la ley? Una persona que mata por placer un animal le dará igual hacer eso mismo con una persona. Si no siente nada de remordimiento por atacar a un ser que no está en als mismas condiciones que él para enfrentársele, es muy probable que le de igual en una guerra matar a un cívil indefenso. La ley solo el permite matar o experimentar con el animal no humano; demos gracias que cada vez con unas mayores limitaciones. Igualmente consideraré más grave matar un humano, elefante, delfín u orangután que un caracol, pero solo en cuanto individuo y ser que considero pensante. Si hacemos referencia a ellos como parte de un ecositema, entran en acción otras cuestiones a la hora de calibrarlo. Eso en el aspecto racional, en el mío al menos. Sé y asumo que coincido con muy pocas personas, pero no por ello cambiaré de idea. Saludos!

  9. Andrés dijo:

    Ya sabemos que la religión católica (no me atrevería a llamarla cristiana, por mucho que nos quieran hacer creer que es lo mismo) sólo observa la vida desde la perspectiva más adecuada a tener mayor número de fieles. No importa la mujer embrazada, sólo el niño que lleva en el interior. No importa el individuo que sufre y desea la muerte, por no hablar del sufrimiento de los que contemplan su dolor, sólo el hecho de que siga "vivo" en condiciones "dignas". ¿No es una salida más digna la muerte? ¿Qué habría que temer de un Dios Todopoderoso que es Amor en estado puro? ¿Nos va a castigar por unos momentos de desesperación?Por otro lado, el debate de cuándo un ser humano tiene vida o no es totalmente subjetivo y, me atrevo a decir, realmente improcedente para unos derechos tan fundamentales como la eutanasia y la eutanasia.Salud.

  10. Helena dijo:

    Estoy de acuerdo, cristianismo no es lo mismo que catolicismo, pues la iglesia no predica ni hace nada parecido a lo que Jesús dijo. El ser humano desde que es un zigoto es una forma de vida, la pregunta a hacerse es cuando toma conciencia de sí mismo, cuando es un ser con todo derecho. Pero sí, es improcedente, lo importante es si de verdad le vale la pena seguir viviendo o es mejor interrumpir esa vida, antes de que suponga un problema o carga, dada la imposibilidad de educarle y mantenerle o sencillamente por no desearlo. Creo que a cualquier mujer le sería imposible querer al hijo de un hombre que la ha violado, pueda o no sacarlo adelante, cuidarle o educarle. Sin embargo al ser mujer reconozco que con esto me es imposible ser objetiva, lo comentaba por ser un hecho frecuente que sea ese el motivo de aborto.La eutanasia y el suicidio me parece hasta ilícito que se cuestionen, y no alcanzo a comprender que la primera solo sea legal en un país europeo, limitándose absolutamente el poder de decisión de la persona. Si ha de acabar con su vida, en lugar de poder usar una vía rápida e incluso indolora, ha de soportar un largo padecimiento hasta que su cuerpo renuncie; hecho que se da en la mayoría de países. Esto no es ético. Salud! P.D.:Andrés me alegro de volver a leerte.:-)

  11. Train dijo:

    No me refería a tu escrito sino a quienes no ponen medios por el calentón y ya veremos después las consecuencias porque los parches suelen ser de fácil acceso —tuve una compañera de piso que consiguió una caja de píldoras "del día después" y se las tomaba como caramelos (a saber si podra quedarse embarazada cuando lo desee) y de no haberlas tenido supongo que habría abortado por no ser consciente del trauma que le supondría, por eso creo que una buena educación sexual atajaría el problema de raíz-Lo de tener un bebé porque seguro que alguna familia lo acogerá me parece una barbaridad al igual que los cachorrillos de animales ¿es que no hay ya bastantes en orfanatos, protectoras y calles?

  12. m.j. dijo:

    MUY INTERESANTE TU ESPACIO, TE ANIMO A QUE SIGAS CON ELLO, SIN EMBARGO EN LO DEL ABORTO CREO QUE NO ESTOY DE ACUERDO POR ESTO DE MI ESPACIO : http://elcaminoalparaiso.blogspot.com/2008/10/aborto.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s