¡Hola mundo!

He de reconocer que esto está muy abandonado, incluso el propio myspace iba a desaparecer sin que me diera cuenta y ha sido pura casualidad que haya estado a tiempo de salvarlo. Me he pasado a wordpress porque este se ha fusionado con windows live, quizá por aquello de que está muy de moda fusionarse. Sinceramente me encanta el cambio sobre todo porque todo parece más ordenado. Como mi vida, de cada día menos caótica ahora que he llegado al cuarto de siglo.

Voy a intentar mantener actualizada esta bitácora, cosa que ya prometí en otras ocasiones, pero que ésta procuraré que vaya en serio. Ante todo por mí misma, pues es una manera de no perder soltura con la escritura, y que mis sinapsis neuronales no dejen de funcionar adecuadamente.

Para retomar el blog, que mejor manera que un cuento de esos que me gustan tanto.

Había una vez, hace muchos años, un matrimonio con un hijo de doce años y un burro. Decidieron viajar, trabajar y conocer mundo. Así, se fueron los tres con su burro.

Al pasar por el primer pueblo, la gente comentaba:

-Mira ese chico mal educado! Él arriba del burro y los pobres padres, ya grandes, llevándolo de las riendas! Entonces, la mujer le dijo a su esposo: -No permitamos que la gente hable mal del niño.

 

El esposo lo bajó y se subió él. Al llegar al segundo pueblo, la gente murmuraba:

-Mira qué sinvergüenza ese tipo! Deja que la criatura y la pobre mujer tiren del burro, mientras él va muy cómodo encima! Entonces, tomaron la decisión de subirla a ella al burro mientras padre e hijo tiraban de las riendas.

 

Al pasar por el tercer pueblo, la gente comentaba:

-¡Pobre hombre! Después de trabajar todo el día, debe llevar a la mujer sobre el burro! Y el pobre hijo? ¡qué le espera con esa madre!

Se pusieron de acuerdo y decidieron subir al burro los tres para comenzar nuevamente su peregrinaje. Al llegar al pueblo siguiente, escucharon que los pobladores decían:

-¡Son unas bestias, más bestias que el burro que los lleva, van a partirle la columna!

Por último, decidieron bajarse los tres y caminar junto al burro.

Pero al pasar por el pueblo siguiente no podían creer lo que las voces decían sonrientes:

-¡Mira a esos tres idiotas: caminan, cuando tienen un burro que podría llevarlos!

 

Conclusión: Siempre te criticarán, hablarán mal de ti y será difícil que encuentres alguien a quien conformen todas tus actitudes.

Entonces: ¡Vive como te parezca!, haz lo que te dicte el corazón. Una vida es una obra de teatro que no permite ensayos… Por eso: canta, rie, baila, ama, y vive intensamente cada momento de tu vida… ….antes que el telón baje… y la obra termine sin aplausos.

Charles Chaplin

P.D. WordPress ha escogido el título y cualquier fotografía que aparezca en la parte superior. Como no me desagradan no me voy a molestar en cambiarlo.

Esta entrada fue publicada en Cuentos y consejos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s