Entrevista al poeta, filósofo y médico Jorge Carvajal

Ayer mismo recibí por correo esta interesantísima entrevista a un verdadero médico, sanador que ve en el ser humano no una serie de engranajes sino un ser completo, donde lo invisible juega un papel casi más importante que lo físico, que es el canal a través del que se expresa. Aquello que no vemos y que causa enfermedad son los verdaderos fantasmas, nuestros miedos, inseguridades, desesperanza o grandes pérdidas, y ante todo el faltarnos a nostros mismos. Los microbios simplemente se limitan a pasar por las ranuras que dejamos, y toda enfermedad siempre tiene algo que enseñarnos, es nuestro yo más interior que nos habla. He aquí al entrevista:

A Jorge Carvajal no le gusta hacer ruido, le gusta la sutileza. Él en
realidad es un poeta, y ya se sabe… cuando hay mucho ruido un poeta no puede
escuchar la música de la
Creación. Sin embargo, Jorge Carvajal no es sólo un poeta, es
también un filósofo y un médico y un sabio… Es un alma grande que habita en
un cuerpo pequeño. Alguien que abre caminos.
Es un médico muy especial en cuyo maletín hay bisturí y gasas pero también
valores. Del mismo modo que a un paciente le receta caricias a otro le
recomienda sinceridad y si es necesario echa mano de los antibióticos porque
Carvajal sabe, como han sabido los sabios desde siempre, que lo importante es
unificar y eso es lo que él hace. En la medicina unifica las tradiciones de
oriente y occidente. En el ser humano unifica el corazón y la mente. Y además,
hace poesía…

 

P: Los pacientes han delegado la responsabilidad de su propia vida en manos
de los médicos. ¿Qué se puede hacer para
que todos y cada uno de nosotros tomemos conciencia de qué estar sano y feliz
depende sólo de nosotros?

R: Despertar. La enfermedad es el
despertador, nuestra crisis es el despertador. Nosotros sabemos que podemos
tener autogestión sobre nuestra salud.
El sistema de salud no es el sistema
de los médicos es el sistema de supervivencia de una cultura. Cada vez la gente
es más crítica respecto del tipo de atención médica que recibe y cada vez la
gente en todo el mundo se hace más responsable de su propia salud.

 

P: La visión de la medicina que usted plantea no se enseña en las
universidades, ¿De qué fuentes ha bebido usted?

R: Primero de los ojos de los pacientes y de sus lágrimas. De sus
necesidades de sus abrazos, del cariño de la Naturaleza. Cuando
alguien me pide bibliografía yo recomiendo las corrientes de los ríos, los ojos
de los niños, las hojas de los árboles, la Selva, la meditación, la reflexión y, obviamente,
las medicinas sagradas de la humanidad: el Ayurveda, la Acupuntura, los
sistemas chamánicos del mundo…
pero
también la ciencia
. Creo que la clave de una nueva medicina es integrar la
ciencia, la cultura y la conciencia en una sola corriente

 

P: Me da la sensación de que usted trata de construir un puente entre
tradición y progreso.

R: Ese puente ya existe y no solo un puente sino infinitos puentes para que
el que lo pueda ver lo vea y el que lo quiera cruza lo cruce. No hay una cultura oriental y una cultura
occidental separadas, son absolutamente y estrictamente complementarias.
Tenemos un territorio médico que es el de la materia que para mí es espiritual.
Una molécula es espiritual.
Hay otro territorio que es el de la energía,
que en medicina tradicional China se describe como el Chi que circula por los
meridianos. Tenemos un territorio que es el de la conciencia, el de las
relaciones del hombre y la
Naturaleza y del hombre y su propia naturaleza. Y existe un
territorio de síntesis. A ese lo hemos llamado la Sintergética,
es un
territorio que pretende encontrar la complementariedad de todos los sistemas
médicos del mundo incluyendo el de la ciencia occidental. Para mí, el territorio de la ciencia no solo no es antagónico sino que
es totalmente complementario con las propuestas de las medicinas tradicionales
del mundo.

 

P: ¿Cuáles son las terapias que usted emplea?

R: Yo soy un medico convencional: empleo la cirugía y los antibióticos
cuando es necesario, pero también utilizo las hierbas cuando hay que
emplearlas. El láser y los campos magnéticos cuando son necesarios y la
sanación espiritual si es conveniente… Toda medicina es un asunto relacional,
cómo te relacionas con el paciente, lo puedes hacer con una mirada, con un
consejo, escuchando o puedes utilizar la reflexoterapia o el láser.
Es un menú
muy rico.

 

P: ¿Cuál cree usted que son las enfermedades más comunes del alma? ¿Cómo se
sana el alma?

R: El alma no se enferma. El alma es
lo que hay en ti permanente y perfecto. Lo que ocurre es que el alma produce
una fricción con su instrumento. Cuando nadas contra tu propia corriente hay un
conflicto entre el alma y la personalidad.
Este conflicto se presenta al
nivel de las emociones y éstas se precipitan sobre el cuerpo de tal manera que
la mayoría de enfermedades que observamos en la práctica clínica son
enfermedades emocionales que han dejado sus huellas en el cuerpo físico. Y
luego lo llamas úlcera o gastritis pero una
enfermedad es simplemente un reflejo en el espejo del cuerpo y por mucho que
limpiemos el espejo no vamos a mejorar la imagen de quien en él se mira.
No
se trata tanto de limpiar el espejo sino de mejorar la conciencia que se mira
en el espejo del cuerpo.

 

P: ¿Qué se debe hacer para encontrar esa conciencia?

R: No se encuentra, no se consigue.
Tú eres esa conciencia. Quítate lo que sobra en ti y quedas idéntico a lo que
tú eres: totalidad, armonía, salud, perfección… eso es tu naturaleza
. No se trata de buscar, más bien de
volvernos a reconocer por dentro, de aceptarnos como somos, con nuestras
sombras y con nuestra luz porque ellas hacen el colorido de la vida.

 

P: Existe una crisis que no sólo se refleja en los sistemas de salud o en la
economía sino que repercute también en nuestra visión del mundo, de la manera
como nos miramos a nosotros mismos en el universo. ¿Cómo describe usted la
nueva visión del mundo que está naciendo?

R: Es una visión total, más humana, más ecológica y de interdependencia
donde el mundo no es solo externo sino que es un mundo interior. Este mundo no
sólo tiene fundamentos sino que también tiene contextos y significados, y que
está expresado en sistemas con coherencia interior. Además queda una gran parte del mundo implícito, invisible no tangible,
tal vez el más importante. Este es un mundo que no está hecho solamente de
causalidad lineal sino de causalidad circular, es decir, que todos somos
responsables de todo y no es sólo un mundo de causas sino también un mundo
lleno de sentido y de propósito.
Nace una nueva realidad hecha de materia,
emociones, mente y alma. Humanizamos la vida rescatando el alma.
El mayor problema de este planeta es que hemos utilizado la mente disociada del
corazón. El sentimiento y la emoción sin
mente son peligrosos y la mente sin corazón es un cadáver. Se debe pensar
involucrando el corazón para darle un propósito.
Cuando nos aceptamos somos de una pieza, sentimos, pensamos y actuamos de la
misma manera. Somos íntegros y transparentes porque actuamos sin máscaras,
acariciando el mundo con la piel desnuda.

 

P: Estamos preparados para ese cambio…

R: Absolutamente preparados porque no es sólo un cambio personal, es también
un cambio en la dinámica humana, en la dinámica social, en las relaciones con
nuestros hijos, en las relaciones con la ciencia. Es un cambio en el que
empieza a emerger la conciencia como el mínimo común denominador de todas las
actividades humanas. Es un cambio que toma la esfera del arte, la religión, la
economía, la filosofía y que incluye un poquito de magia en nuestra vida
cotidiana. Es un cambio que de todas maneras está ocurriendo con nosotros pero
que va a ocurrir a un a pesar de nosotros.

 

P: Ignoramos lo que somos, cuáles son nuestras necesidades y potencialidades
y eso hace que nuestra salud se vea perjudicada ¿Pero qué somos?

R: El problema es que hemos
confundido al ser. Decimos sanar y no sabemos a quien sanamos. Hablamos del ser
y no sabemos quienes somos… pero está pregunta no tiene respuesta; nosotros
somos aquí y ahora. Somos un proceso dinámico, cambiante que no se puede
atrapar con palabras. Somos el sentir, el vivir, el amor, somos un verbo que se
conjuga.
No somos un estado sino un proceso en permanente cambio. Tu eres
una corriente, un rió y como cualquier río nunca eres igual a ti mismo, te
estás renovando continuamente. Somos una corriente que se auto-recrea y
auto-renueva.

 

P: Usted nos invita a mirar la enfermedad como un maestro, ¿qué puede
enseñarnos, por ejemplo, un tumor?

R: La enfermedad es un maestro no solo en el plano humano sino también en el
plano social. Es una estrategia de supervivencia de la humanidad como tal. Un
tumor que es una catástrofe en el plano personal puede resultar beneficioso en
el plano social porque impide que el genoma se transfiera a la descendencia. De
tal manera que el tumor lleva implícito un mensaje: que eso no se expanda hacia
la descendencia. Cada tumor es una lección. Es distinto un tumor en el riñón,
en el estómago o en el cerebro. Cada modalidad puede tener una connotación
diferente. Una enfermedad nos está haciendo una pregunta esencial ¿Qué estamos
haciendo con nuestra vida? Pero también nos está dando una respuesta: Eres parte de la humanidad, eres
vulnerable. El hecho de ser humano implica que puedes enfermar. El hecho de ser
humanos nos hace participar del cuerpo y los riesgos a los que está sometida la
humanidad.
La enfermedad no es un solamente un asunto de conciencia o un
asunto mental porque las plantas y los minerales enferman y ellos no tienen
conciencia como nosotros la entendemos pero podemos aprovechar la enfermedad
como una oportunidad para evolucionar.

 

P: La salud integral que tenga en cuenta los cuatro planos del ser, el
físico, emocional, mental y espiritual comienza a abrirse paso pero todavía
existen muchos profesionales de la salud enraizados en el racionalismo que se
empeñan en ver un órgano aislado del resto del organismo, y no digamos del
contexto del paciente. Que la visión de la salud cambie depende mucho de los
médicos ¿Cree que están dispuestos a desprenderse de su visión mecanicista?

R: La visión de la salud no depende
de los médicos, depende de la gente de la cultura de la demanda que la gente
haga de un tipo u otro de medicina.
La universidad cambia y la visión
médica cambia cuando cambia la visión de la cultura. Las prácticas médicas
alternativas se están imponiendo en occidente. Alrededor del 50% de la gente en
occidente acude a prácticas médicas alternativas… somos hijos de la
necesidad, que los médicos cambiemos o no es independiente de que la medicina
cambie porque la medicina va a cambiar de todas maneras.

 

P: Hay muchos intereses creados…
hay mucha gente que vive de tratar la enfermedad y no de ayudar a prevenirla

R: Eso es cierto, hay intereses
creados. Pero también hay intereses creados en otras direcciones. Una cultura
se modifica de abajo hacia arriba, no se modifica por decreto de los estados o
de la universidad. Lo determina la necesidad de la gente. Yo soy muy optimista
porque se ha producido una gran apertura en el gremio médico por recuperar un
poco la Naturaleza
y la medicina natural, después vendrá la apertura hacia el enfoque energético y
más adelante a un plano de conciencia integral… pero ya estamos dando los
primero pasos.

 

P: TECNOLOGÍA
R: La catástrofe de la medicina es que
lo médicos son más tecnólogos que seres humanos.

P: CONSUMISMO
R: Ya no producimos productos para los consumidores sino consumidores para el
consumo. Estamos consumidos por el mercado.

P: PAZ
R: ¿Cómo vas a construir la paz sino
tienes paz en el corazón?

P: TIEMPO
R: Estamos hechos de tiempo. El tiempo
es el movimiento de la conciencia. Matar el tiempo es matar la vida.

P: ALMA
R: El alma es un músico y el cuerpo-mente
el instrumento. El día que no confundamos música, instrumento y músico
alcanzaremos la armonía y la integridad.

P: ALEGRÍA
R: La alegría es parte de la santidad. El sendero de la conciencia debe ser
alegre. La responsabilidad debe fluir a través de la alegría. Cuando hay
alegría, levedad y transparencia aparece la pasión y el sendero de perfección
es en sendero de pasión.

P: DOLOR
R: Es una válvula de escape para gritar
lo que no hemos podido gritar sin él. Si no tienes manera de obtener atención,
utilizas el dolor para obtenerla. El mayor dolor es por aquello que no tiene
sentido.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Entrevista al poeta, filósofo y médico Jorge Carvajal

  1. beatriz dijo:

    He sonreido ante la ultima frase "el mayor dolor es por aquello que no tiene sentido", bueno a ser el dolor muchas veces un sentimiento la unica manera de aniquilarlo es razonandolo, aquello que se piensa no se siente y lo que se siente no se puede pensar.Con el Alma no se si estoy muy de acuerdo…¿tenemos alma? ¿en serio? ¿o es solo un concepto que nos gusta, como un collar que nos ponermos porque es bonito? creo que es de esas palabras grandilocuentes que la gente usa de comodin y no significan al final nada, casi estoy por defendere que somos más animales de lo que admitimos…un perro tambien se deja morir cuando esta triste, porque ningún bicho vive solo de comida; solo que nosotros enfermamos más en este aspecto porque, probablemente, somos los unicos capaces de negar lo que nos pasa, ya que eso significa reconocer que no somos tan poderesos como creemos. El ser humano parece mas predispuesto a creer cualquier chorrada que alguien le diga, en vez de escucharse a si mismo ( ahi el buen doctor lleva toda la razon) pero en lineas generales creo que no hace falta ser muy doctor muy poeta o filósofo para decir nada de lo que ha dicho…solo ser un poquito observador y lógico

  2. Helena dijo:

    Sentir, pensar… buff, mucho trabajo me está llevando aprender a sentir sin razonar continuamente, porque eso me lleva a ser muy pasional cuando discuto y a perder la templanza. Para mí alma tienen todos los seres, no es algo exclusivamente humano y estoy bastante de acuerdo con la descripción que ha dado él de ésta. Sí, por eso me ha gustado su escrito, es lógica y observación, nada más, a veces nos complicamos demasiado.

  3. beatriz dijo:

    Sí…nos gusta complicarlos.Ahora leí mi comentario y suena muy a critica negativa, no lo pretendia la verdad…es un texto bonito, solo que no soy tan creyente como él (el hecho de que haya alma suele implicar Dioses y yo con los Dioses no simpatizo mucho).Sé tu misma Helena, no hace falta que sientas sin razonar…los locos que lo hacemos somos ya muchos (aqui me tienes: toda impulso …cayendome por los barrancos propios y agenos) y necesitamos de seres logicos que nos frenen.

  4. Train dijo:

    Os recomiendo "El libro tibetano de la vida y la muerte" de Sogyal Rimponché, creo que ayuda a comprender muy bien lo de "alma" "yo" la interconexión, etc.Muy interesante

  5. Schtroumpf Grognon dijo:

    ¿Te refieres a esta definición de alma?"El alma es lo que hay en ti permanente y perfecto"A eso no se llama alma, sino esencia. Filosofía aristotélica de COU, no hay que saber más.Creo que es mejor acudir a la definición de la RAE sobre alma (son los que se encargan de cuidar los significados de nuestras palabras, por mucho que haya quien quiera atribuirles otros).http://rae2.es/almaalma1.(Del lat. anĭma).1. f. Principio que da forma y organiza el dinamismo vegetativo, sensitivo e intelectual de la vida.2. f. En algunas religiones y culturas, sustancia espiritual e inmortal de los seres humanos.¿De cuál de las dos acepciones estamos hablando? (tiene más, hasta 15, además de sus homógrafos:alma2.(Del hebr. ‘almá).1. f. p. us. Virgen, doncella.almo, ma.(Del lat. almus, de alĕre, alimentar).1. adj. poét. Criador, alimentador, vivificador. Alma Ceres.2. adj. poét. Excelente, benéfico, santo, digno de veneración.Y luego añade el "filósofo":"Lo que ocurre es que el alma produce una fricción con su instrumento."Dualismo agustiniano, maniqueísmo puro y duro, charlatanería al cabo.Aunque no menciona la homeopatía, me curo en salud poniendo este estupendo artículo del "Círculo escéptico":http://circular.circuloesceptico.org/index.php?art=103

  6. Helena dijo:

    Beatriz no te disculpes, puedes ser lo crítica que quieras, si no te gustan las cosas que dice dilo sin problemas. Train gracias por la recomendación, es un libro que conocía pero que todavía no me he animado a leer. Mendi……. ~¬¬€¬¬9 Después de haberme desfogado, solo decirte que la idea de alma que tiene cada uno es libre de expresarla, igual que tú te pasas el día opinando sobre cualquier tema. Ahora hablando en serio este buen hombre no me parece un charlatán y es por cierto médico, con lo que no habla sin conocimiento de medicina. Yo no estoy con la homeopatía, pero sí la naturopatía y me sale de lo más barato: no gasto nada, para la salud con la comida me basto.Y discutir sobre el tema del alma no tengo ganas. Estás empecinado en que sigo a charlatanes, cosa bastante alejada de a realidad. Puedo admirar a cierta gente pero salvo que algo me anule la razón, a nadie seguiré a ciegas.

  7. Schtroumpf Grognon dijo:

    Que tenga la carrera de medicina no quiere decir que sea un buen médico. Si un tratamiento funciona, y se ha comprobado científicamente que funciona, no tengo ningún problema en aceptarlo. Una correcta dieta es, desde luego, un camino para la salud (eso ya lo decía Hipócrates, no es nada nuevo) y así lo reconoce la medicina.Ahora, hay cosas que sólo con alimentos no se pueden curar.No hay contradicción posible entre la ciencia (en este caso médica) y otras tradiciones médicas. Más que nada porque si algo demuestra su utilidad, es incorporado a la medicina (otra cosa es que luego las farmacéuticas no les sea rentable desarrollarlo por ser muy barato, y te presenten medicamentos mucho más caros y peligrosos). Pero la ciencia médica es una cosa y el negocio farmacéutico, otra.Pero, por ejemplo, la medicina tradicional dice que los caballitos de mar desecados y molidos curan el asma. La ciencia médica ha comprobado que es algo totalmente falso y, además, están amenazando de extinción a muchas especies por su captura indiscriminada. Los fósiles (huesos de dragón) curan la impotencia, y así se han destruido valiosísimos restos de nuestros ancestros asiáticos…etc.Y no sigues a nadie a ciegas, pero te encanta la palabrería y la berborrea más que a un tonto una tiza. Se puede construir un edificio precioso, soberbio…encima de humo: la teología, por ejemplo. No sólo hay que amontonar palabras, también hay que tener rigor en los razonamientos. Este médico no lo tiene, por eso digo que es un charlatán.

  8. Helena dijo:

    Una medicina que apenas enseña en al carrera sobre dietas saludables, que primeramente recurre a los medicamentos para curar cualquier enfermedad, que atiende a la gente como si fueran números. Hipócrates en el mundo occidental, la ciencia ayurvédica hace más de cuatro mil años en la India. Por desgracia la ciencia médica y al industria farmaceútica se hallan muy entremezclados, y esa unión es muy peligrosa. No negaré que ha habido grandes progresos, sobre todo en cirugía, pero su reduccionismo es preocupante y es por eso que le viene bien la ayuda de las medicinas alternativas, al menos algunas de ellas, las que sí han demostrado ser efectivas.Hay razones para mantener el escepticismo, no lo niego, pero me parece injusto juzgar todo un conjunto elaborado de sistemas de curación a través de unos cuantos que solo buscan negocio y les da igual timar y poner en peligro al vida de cualquiera. Anda, esto me suena, y prometo que no ha sido intencionado.La medicina tradicional china supongo que te refieres. Sí, tiene fallos lamentables, podemos incluir el empeño por usar los huesos se tigre y considerar no sé cuantas cosas como afrodisiacos. Pero también tiene métodos y medicinas que se ha demostrado que funcionan y que son de extendido uso como la acupuntura. Ahora hablemos de la loada medicina alopática y sus nefastas consecuencias sobre especies en peligro. Numerosas especies tienen compuestos anticancerígenos y no pued ehaber mayor pesadilla para éstas, dado que muchos están dispuestos a pagar cualquier cifra. El tejo (Taxus bacatta) es una de ellas, pero es necesaria tal cantidad de taxol que no bastarían todos los tejos del mundo para curar todos los enfermos de cáncer.¿En que te basas para decir que este médico no tiene rigor? ¿En que menciona que trata a sus pacientes como personas? Cada vez está más corroborada al relación entre la enfermedad física y los problemas psicológicos (psique=alma), menos médicos se atreven a negarlo, en consecuencia previamente has de conocer a la persona. Y sí, es verdad que admiro a la gente que sabe expresar claramente sus ideas, pero no por ello me siento tonta, en todo caso intransigente porque solo apoyo al que piensa semejante a mí y no sé tratar al que piensa distinto.Pero de verdad, sin ningún tipo de mal tono y sabiendo que casi seguro lo haces por mi bien, deja de tratarme como una cría y decirme a quién tengo de escuchar, soy tan ególatra que primero lo haré a mí misma, después a la naturaleza y finalmente a quien concuerde con eso. Y bueno, si hay un lema que tengo es vive y deja vivir, respetando lo que los demás piensen siempre que no hagan daño a alguien más débil con sus actos. El mundo de las tecnologías, que ha dado a luz la razón no puede precisamente limpiarse las manos. Educará en conocimientos amplísimos, nos habrá aportado grandes cosas y no tan grandes como es una ideología hegemónica, pero le faltan valores y ética, y eso, siento decirte que no nace de la razón. Mi respeto por la naturaleza y más tarde por la humanidad (que va hacia atrás y hacia delante, el pueblo africano que tú tanto desprecias lo ha hecho avanzar) no es de escuchar a mi cabeza y su lógica. No, porque entonces mi misantropía gana fuerza. es más bien debido a ponerme en el lugar del otro, tal como me repite miles de veces mi madre, imaginarme lo que siente, conocer su psiquismo y entonces considerar que la justicia no es algo impuesto sino que arranca de cada uno su sentido. Y no es palabreria, autistas que son las personas que más pueden comprender a los animales no humanos dado que se encuentren en el puente entre ambos se ha observado que sin saber nada del mundo, algunos de ellos, al haber vivido aislados, ya tenían un sentido de la justicia.La ciencia, en mi caso la biología no me ha dado ningún valor ético, y mis compañeros cada vez que escuchan esas palabras se ríen en mi cara. Por uno incluso no estaría mal mantener a un ser humano encerrado gémelo de otro que vive libre, sirviéndole como donante y "animal de experimentación". Sé que suena a película de ciencia ficción, pero era para que me fueras entendiendo. Y tampoco tengo derecho a recriminárselo, yo hace no mucho no distaba de una opinión similar al considerar correcta la experimentación con seres humanos y un buen sistema de control poblacional las enfermedad graves que asolan a un gran número de personas. Disculpa, por aquel entonces era atea y tenía una visión muy científica y objetiva, será que la luz de la razón a veces te deja ciega el alma. Me consuela pensar que no he sido la primera, al fin y al cabo los fundadores de la biología pensaban igual y la esclavitud se baso en dicha ciencia. El ser humano ve y cree aquello que ya esperaba ver, lo dice la física cuántica, y no puedo estar más que de acuerdo.

  9. Schtroumpf Grognon dijo:

    Primera crítica no es a la ciencia médica, sino a una Seguridad Social burocratizada y con escasez de personal.Segundo: si ese médico hablase de psicología, y no de "curación del espíritu", podría empezar a tomarle en serio. Si no viese el cuerpo como un receptáculo del "alma", también. ¿Sigo?Tercero: no te trato como una cría. Para nada. De hecho, las andanadas que te meto no las aguantarían colegas que tienen veinte tacos más que yo. Es más, tus respuestas, suelen valer más que el texto primigenio. ¿Decirte a quién debes escuchar? ¿Ein? Pero si ni siquiera te digo que me hagas caso. Si yo soy un desgraciao, un capullo, no deberías ni hacerme caso a mí. ¿A quién te he dicho que hagas caso? Te puedo pasar enlaces, recomendar libros…pero no para que los uses de devocionario, son recomendaciones que creo que te pueden interesar. Hace un momento te he mencionado a los poetas malditos, son interesantes, pero no creo que se pueda extraer de ellos ninguna enseñanza moral.Cuarta argumentación: la ciencia, como la poesía o el arte, no está para dar valores éticos. La física atómica sirve para construir centrales eléctricas, aparatos de rayos X o bombas de hidrógeno. O no sirve para nada más que para entender la estructura íntima del átomo, con eso bastaría. El sentido ético se lo tiene que dar el hombre, la ciencia no se ocupa de esos temas (es como cabrearte con un olmo porque no te dé peras).Quinto y último: Dudo mucho que de Plank y su teoría sobre los quarks se pueda extraer la cita "El ser humano ve y cree aquello que ya esperaba ver". ¿Quizá te refieres al principio de incertidumbre de Heisemberg? ¡Pues vaya generalización! Uyuyuy, esto también tiene cierto tufillo a "maestro Zen".Nobuatsu Pérez, maestro zen y panadero. Antiguo vendedor de Biblias a domicilio. XDDDDDD

  10. Schtroumpf Grognon dijo:

    "el pueblo africano que tú tanto desprecias"Ah! Se me olvidaba. No sé por qué has dicho lo anterior. ¿Es a la conclusión a la que has llegado después de leerme? O yo me expreso muy mal, o tú deberías ponerte las gafas antes de leer.No compi, no desprecio a ningún ser humano que no haya hecho algo despreciable. En el caso de África, creo que tiene la gran reserva espiritual, de vida, de la Humanidad. Es la gran potencia, de donde surgió todo, que jamás se le ha permitido emerger.Y si lo dices por tu viaje a Marruecos: étnica y culturalmente están más próximos a Europa que a África. El Estrecho no fue nunca una barrera sino una vía de comunicación, la gran frontera natural está en el Sahara. Querer extrapolar lo que viste en el Atlas a todo África tiene tanto de riguroso como pretender hacer lo mismo con Asia a raíz de tu viaje a Istambul.

  11. Helena dijo:

    Disculpa, eso es lo que me ha parecido, siento si te he entendido mal. Sobre lo último no puedo estar de acuerdo contigo, Marruecos es muy diverso y así como hay parte que se acerca más al mundo europeo que a aquello que podemos entender por África, no es el caso del Atlas o al menos de sus pobladores amazigh. Yo al menos cuando hago referencia a los africanos me refiero a su manera que tienen de entender el mundo, y ante todo a su antigüedad. Pero como tú dices no hay continente más diverso y hay pocas cosas extrapolables. Y por favor, no me los vuelvas a comparar con un pueblo de interior de España, creo que cada etnia tiene uan mentalidad única dependiendo de como se le ha educado. Quizá mi extrapolación yerre, pero la tuya también. Supongo que me molesta, porque odio las comparaciones.Estando en Turquia por desgracia no conocí Asia, allí por donde me moví era enteramente tan europeo como Grecia, quizá un poco menos. Es por eso que pienso volver y conocer de verdad el país.

  12. Helena dijo:

    Sobre lo que vemos aquello que esperamos ver, no es la frase de un maestro Zen sino de algunos físicos, como el Fridjof Capra que te comnenté una vez. El nombre? lo de menos. Y bueno, sobre la limitación de las percepciones, es algo que he pensado durante mucho tiempo y la primera vez que lei su corroboración fue de manos de una zoóloga, Temple Grandin, autora de Interpretar a los animales. De hecho le dediqué una entrada que puede que te interese:http://snakesdreamer.spaces.live.com/blog/cns!FFB0713CED428276!2374.entryY ésta aunque tenga poco que ver:http://snakesdreamer.spaces.live.com/blog/cns!FFB0713CED428276!2373.entryAclaración antes de que lo preguntes como otros hicieron en su día: No soy autista! De pequeña se lo hice creer a mucha gente pero era todo pantomima XDDD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s