En memoria de Mario Benedetti

Ayer escuché una triste noticia. El poeta uruguayo, prolífico escritor, defensor de los ideales como todo buen exiliado y librepensador, murió hace dos días en Montevideo. Hablo como no de Mario Benedetti, cuyo nombre a muchos os será conocido. Pese no conocerle en persona y mi acostumbrada frialdad, al enterarme de dicha noticia me ha embargado un profundo pesar, de hecho he derramado alguna lágrima.
Será porque para mí era un compatriota, pues como dice Galeano en Derecho al delirio: Seremos compatriotas y contemporáneos de todos aquellos que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuando hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa o del tiempo. Aquí uno de sus poemas, para mí el mejor:

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?



¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén,
no dejar que les maten el amor,
recuperar el habla y la utopía,
ser jóvenes sin prisa y con memoria,
situarse en una historia que es la suya,
no convertirse en viejos prematuros.

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
les queda respirar / abrir los ojos
descubrir las raíces del horror,
inventar paz así sea a ponchazos,
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relámpagos
y con el sentimiento y con la muerte,
esa loca de atar y desatar.

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
también les queda discutir con dios
tanto si existe, como si no existe
tender manos que ayudan / abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno /
sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines de pasado
y los sabios granujas del presente.

 
Mario Benedetti
Porque el pasado es de donde bebe lo
aprendido
y el presente la oportunidad de
superación
de todo error y toda lacra.
El pasado no ha de ser fuente de
lamentaciones,
sino de insurreciones que surgen del
alma
y transpasan fronteras, tenues espejismos
de barreras inexistentes.
Comencemos a construir el
futuro,
y no envejezcamos antes de haber
vivido.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a En memoria de Mario Benedetti

  1. Schtroumpf Grognon dijo:

    Cuando el no ser queda en suspensose abre la vida ese paréntesiscon un vagido universal de hambresomos hambrientos desde el vamosy lo seremos hasta el vámonosdespués de mucho descubriry brevemente amar y acostumbrarnosa la fallida eternidadla vida se clausura en vidala vida ese paréntesistambién se cierra incurreen un vagido universalel últimoy entonces sólo entoncesel no ser sigue para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s